Compartir
Publicidad
Publicidad

La sopa de cebolla, gloriosa invención culinaria

La sopa de cebolla, gloriosa invención culinaria
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Y no es para menos, nadie podía imaginar que la modesta cebolla, causante de abundantes lágrimas, afortunadamente no de tristeza, fuera capaz de producir semejante maravilla culinaria, la sopa de cebolla, presente en muy diferentes variantes en todas las cocinas europeas, aunque es en la francesa donde parece radicar su origen.

Según A. Dumas:

Sopa muy querida de los cazadores y venerada por los borrachos

La sopa era un plato familiar en Francia que se hizo famoso gracias a una casualidad. Según parece fue Estanislao Leczinski, rey polaco suegro de Luis XV de Francia, buen gastrónomo y personaje bonachón, el que descubrió esta sopa tradicional cuando hizo parada en una fonda de Chalons, cuando iba camino de Versalles para visitar a su hija.

Allí le sirvieron una sopa tan delicada que despertó su curiosidad y quiso aprender a cocinarla antes de emprender viaje. Así, bajó a las cocinas, y mientras el cocinero la volvía a preparar en su real presencia, él fue tomando notas sin importar las lágrimas que provocaba en sus nobles ojos.

Gracias a ello, la sopa de cebolla adquirió pronto fama y popularidad, y se convirtió pronto en plato obligado con el que se solían terminar las juergas nocturnas parisinas en el mercado de Les Halles. Nada entona más que una buena sopa antes de irse a “dormir la mona”.

Imagen | Flickr
En Directo al Paladar | Receta de cuchara. Sopa de cebolla
En Directo al Paladar | Ensalada de cebolla y naranjas a la marroquí. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos