Bodegas Frontío: la historia de un danés llamado Chus que dejó de ser broker para hacer vino en los Arribes del Duero zamoranos

Bodegas Frontío: la historia de un danés llamado Chus que dejó de ser broker para hacer vino en los Arribes del Duero zamoranos
Sin comentarios

Decir ‘Chus’ en Fermoselle, corazón vitivinícola de las Arribes de Duero en su vertiente zamorana y parte fundamental de la Ruta del Vino de Arribes, es de todo menos una casualidad. No hace falta más que llamar a la puerta de Bodega Frontio, recientemente remodelada, y encontrar un acento y un aspecto que uno no asociaría nunca con el oeste castellano.

Allí abre franco y sonriente un danés que un día aparcó su trabajo como broker de bolsa, tras pasar unos cuantos años también trabajando en una importante naviera, para elaborar vino en la DO Arribes.

Un danés en los territorios de la uva juan garcía La epopeya se cuenta sola, pero a este vikingo afincado en tierras zamoranas no hace falta -de momento- glosarle en una saga como la de Erik el Rojo, aunque no es descartable.

La fortuna es que el relato se escribe con vino, del que Chus (el apodo que esconde Thyge Benned Jensen) es partícipe y que junto a otros pequeños rebeldes y revolucionarios productores ha puesto a esta minúscula y minifundista zona de vino en un mapa mundial.

Chus, lógicamente, no viene de Jesús, sino de la forma más amable y castellana de pronunciar Thyge. “De hecho, mucha gente me escribe correos con ‘Hola, Jesús’ y yo no sé qué responderles”, comenta entre risas.

El 'gran danés' de la enología en Arribes de Duero

Aunque Su Vina Esta Diseminada Por Varios Pueblos Vive En Fermoselle Junto A Su Mujer Y Su Hijo
Aunque su viña está diseminada por varios pueblos, vive en Fermoselle junto a su mujer y su hijo.

Aparte de los Laudrup, la Sirenita, Kierkegard y Schopenhauer y a René Redzepi (chef de Noma y recientemente elegido como Mejor Restaurante del Mundo) pocos nombres más nos vienen a la cabeza cuando pensamos en Dinamarca.

Sin embargo, la curiosidad que a pocos entendidos del mundo del vino se le escaparía es que uno de los vinos más reputados de nuestro país (Pingus) está elaborado por Peter Sisseck, enólogo danés, uno de los popes de la viticultura moderna y un resucitador del vino español.

Por eso, no extraña que cuando por Arribes se comenzó a murmurar que un danés quería comprar viñas, la revolución y las comidillas por toda la zona se propagaban. Lejos de aparecer Sisseck, fue Thyge quien aterrizó en esta zona pequeña, irreductible, poblada de decenas de variedades autóctonas y donde el concepto viña vieja supera los 100 años.

Sin formación como enólogo, completamente autodidacta y con Google Translate como intérprete porque su conocimiento de castellano era escaso, Thyge puso rumbo a Zamora. “Había estado en 2004 de Erasmus en Alicante seis meses y pensaba que sabía español, pero no”, comenta entre risas.

De Copenhague a la estepa zamorana

Sin Saber Casi Espanol Thyge Llego En 2016 A Los Arribes Del Duero Para Poner En Marcha Su Bodega C Oscar Checa Algarra
Sin saber casi español, Thyge llegó en 2016 a Los Arribes del Duero para poner en marcha su bodega. ©Óscar Checa Algarra.

Atrás queda Copenhague, donde vivió 20 años y donde la burocracia de la empresa naviera para la que trabajaba le acogotaba. “Además, el invierno allí es duro”, ilustra. Razón por la que persiguió un sueño vitivinícola que fructificó en 2016 en Fermoselle tras descartar otras alternativas.

“No podía hacer vino en Francia o Italia porque el viñedo es caro, y tampoco quería hacer vino en Rioja o en Ribera porque ya se hacen muy buenos vinos, y no tenía sentido entrar a hacer uno más”, explica.

La Practica Totalidad Del Vinedo De Thyge Y El De Do Arribes Esta En Vaso C Bodegas Frontio
La totalidad del viñedo de Thyge (y el de DO Arribes en su mayoría) está en vaso. ©Bodegas Frontío.

También rehuye de la tempranillo y de los vinos con mucho cuerpo y mucho grado. Con la vista puesta en los vinos de perfil atlántico, Thyge pensó en Ribeira Sacra, pero “también era una zona ya muy cara” o en Sierra de Gredos, pero el perfil de estos últimos no le terminaba de apasionar.

Llega así a este rincón que linda con Portugal, Duero mediante, donde la uva juan garcía es la reina tinta (secundada por la uva bruñal) y donde cada parcela tiene una mezcla de variedades fiel a lo que se plantó décadas atrás.

“Me gustan los vinos con poco grado, frescos, minerales, y eso lo ofrecía la juan garcía”, asegura. Una uva de ciclo largo, piel fina y con vinos que mantienen una buena acidez a largo plazo, garantía de una posible crianza muy longeva. Pero no es oro todo lo que reluce. También es delicada, mucho. De hecho, su maduración es casi cuestión de día. “En una semana puede cambiar de estar perfecta a no ser útil”, ilustra.

Que vienen los daneses

thyge bodegas frontio
Frescura, acidez y la representación del terruño son los valores que Thyge quiere imprimir a sus vinos. ©Óscar Checa Algarra.

Eso obliga a mucho cuidado en la viña, de la cual es propietario en parte, pero que supuso una odisea en los inicios. “Tenía una reunión concertada con el presidente de la DO cuando llegué aquí. Fuimos a tomar algo a un bar, donde el expresidente de la DO era el propietario, y cuando pregunté quién vendía viña aquí, levantó la mano y dijo ‘yo’”, confiesa.

Dicho y hecho, porque el antiguo viticultor quería deshacerse de las viñas y jubilarse. Igual que él, muchos otros pequeños propietarios que cuando oyeron los cantos de sirena de un extranjero que venía a comprar viña, pensaron que llegaba El Dorado.

Thyge Tiene Ocho Hectareas En Arribes De Duero Ademas De Comprar Vina
Thyge tiene ocho hectáreas en Arribes de Duero, además de comprar uvas.

Lejos de ser un Bienvenido, Mr. Marshall, (incluyendo precios desorbitados para algunas parcelas), Chus buscó viñas viejas con mucha mezcla de uvas en diferentes zonas de la DO hasta conseguir unas ocho hectáreas de las que es hombre orquesta.

“Soy el enólogo, el vendimiador y el director técnico”, reconoce. Tiene ayuda también durante la cosecha, claro, y un par de ayudantes en bodega, pero prácticamente todo el trabajo sale de sus costillas, y de su dinero.

Empezo Elaborando En Una Bodega Subterranea De Fermoselle En El Corazon Zamorano De Do Arribes Pero Al Poco Tiempo Reconstruyo Un Antiguo Garaje Para Aumentar La Produccion Y Poder Almacenar Mas Vino
Empezó elaborando en una bodega subterránea de Fermoselle, en el corazón zamorano de DO Arribes, pero al poco tiempo reconstruyó un antiguo garaje para aumentar la producción y poder almacenar más vino.

“Cogí el Excel para hacer mis cuentas de cuánto me costaría la bodega y calculé unos 100.000 euros”, admite. Cuando le preguntamos si falló con los cálculos, sonríe. Ahora le ha dado una vuelta de tuerca y se ha instalado en las ‘afueras’ de Fermoselle tras pasar varios años elaborando vino en una bodega subterránea de la localidad, famosa por estar prácticamente horadada en su totalidad.

Poco grado, frescura, acidez y vinos de autor

Pensar que con este pasado, Thyge se iba a conformar con hacer un vino más, sería una quimera. Follaco, Bébeme, JB, Deldoma, Arbusto… Ni los nombres ni las etiquetas engañan a un consumidor que busca en los vinos de Thyge la expresión del terreno, de la viña y de una microparcelación que reúne blancos y tintos.

Así se entiende que tenga un orange wine en camino o que comparta la compra de uva blanca puesta en cruz (una rareza de la zona) de la que apenas hay dos hectáreas con la bodega El Hato y el Garabato (en Formariz, también Zamora, y dentro de la DO Arribes), otros de los disruptores de la zona, cuya dirección técnica recae en José Manuel Beneitez.

Tanto Tintos Principalmente Como Blancos Son Los Vinos Que Elabora Thyge Benned Desde Bodegas Frontio
Tanto tintos, principalmente, como blancos, son los vinos que elabora Thyge Benned desde Bodegas Frontio.© Óscar Checa Algarra.

“Entendemos el vino como lo entiende Thyge, por eso nos llevamos tan bien y por eso le apoyamos en lo que hace”, comenta Liliana Fernández, propietaria junto a José Manuel de El Hato y el Garabato y gerente de Rutas del Vino de Arribes. Tanto es así, que los inicios de Thyge estaban muy marcados por lo que desde El Hato y el Garabato hacían.

A mí, lo que le traigas a José, decía Thyge cuando preguntaba a proveedores”, nos indica Liliana. Sulfitos, tratamientos, barricas, botellas… “Así hasta que un día le enviaron unas botellas que a él no le gustaban, pero a nosotros sí”, añade entre risas.

La expresión de una uva atípica y brava

Entre medias, un destino relativamente compartido. El de vinos que expliquen el territorio y una uva, la juan garcía, con poco grado. “En la zona se suele dejar pasificar parte del viñedo para alcanzar grado y concentración”, lamenta Thyge.

“Yo no quería eso. Quería un vino fresco, mineral, con su acidez, que realmente sea lo que la uva ofrece”, insiste sobre tragos que bailan entre los 11º y los 14º alcohólicos.. El mercado, de momento, lo tiene claro y de las 30.000 botellas anuales que salen de su bodega, el 85% van a parar fuera de España.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

“Dinamarca, Bélgica y Suiza son los principales destinos de mi vino”, comenta. Ya dentro de nuestras fronteras, este perfil de vinos atlánticos, ligeramente similares a las expresiones del terroir de la Borgoña, es objeto de culto incipiente entre sumilleres y gurús.

Mientras tanto, Thyge o Chus (tanto monta, monta tanto), mantiene su sueño entre barricas, acero inoxidable y fidelidad a un terreno donde, curiosamente, está comenzando a ser profeta en su tierra (danesa) a través de estos vinos de autor.

Imágenes | Óscar Checa Algarra / Ruta del Vino de Arribes / Bodegas Frontío

En Directo al Paladar | Doce conceptos que debes conocer para saber de vinos, aprender qué te gusta y desenmascarar a los impostores
En Directo al Paladar | Marcelino Serrano, el bodeguero electricista que ha puesto en el mapa los vinos de la Sierra Sur de Jaén

Temas
Inicio