Compartir
Publicidad
Publicidad

Korked, tapón sintético con micro-oxigenación controlada

Korked, tapón sintético con micro-oxigenación controlada
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estos tapones sintéticos con microoxigenación controlada de la marca italiana Korked son realmente curiosos. Vean.

Uno de los factores decisivos en la vida de cualquier alimento, incluso de la mayoría de seres vivos, es su exposición al oxígeno. Nadie duda de que evitar la oxidación es fundamental en la conservación de un producto. Es por ello que la mayoría de los tipos de envasado están encaminados a eliminar de una u otra forma el contacto del alimento con este gas tan común en nuestra atmósfera.

Y en el vino no podía ser de otra manera. Sin embargo, hay en este mundo del vino una cuestión paradójica: una de las grandes virtudes del sistema de cierre clásico, el tapón de corcho, es su cierta permeabilidad al oxigeno ya que ello permite que el vino madure con pequeñas aportaciones de este elemento en su crianza en botella. No obstante, es también su talón de Aquiles. La irregularidad de esta permeabilidad, difícilmente controlable aún en tapones de la máxima calidad, se hace evidente día si día también en nuestras bodegas.

Al otro lado, es decir, con tendencia a la impermeabilidad absoluta, encontramos otros sistemas de cierre: la rosca (stelvin) o los tapones de vidrio, silicona u otro material sintético. Ciertamente útiles para determinados vinos en los que no se desee el contacto con el oxigeno, ya sea porque se presuma un consumo a corto plazo, ya sea por otros motivos, pero de dudosa utilidad en largas guardas.

Y a mitad de camino, con las ventajas de la micro-oxigenación del corcho natural pero controlada mediante una membrana, existen estos novedosos tapones sintéticos de la marca italiana Korked.

Sus fabricantes garantizan toda una serie de virtudes: micro-oxigenación controlada y constante; inatacabilidad por TCA; ninguna cesión de elementos y olores; homogeneidad de maduración del producto; ningún desmenuzamiento. Además, los hay con dos grados de permeabilidad: Korked Pro, de permeabilidad media y Korked Blue de muy baja permeabilidad.

No sé, no sé, eso de tener mis botellas preferidas con un tapón sintético con un agujero en el centro, por mucha membrana que haya, no acaba de convencerme. Pero no me hagan mucho caso, seguramente, son sólo manías de un romántico poco dado a los cambios.

Más información y fotos | Korked
En Directo al Paladar | La Bodega en casa, la Vinoteca: ¿natural o climatizada?
En Directo al Paladar | Armarios climatizados, armarios bodega o cavas climatizadas domésticas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos