Publicidad

Las uvas tintas que se cultivan en España

Las uvas tintas que se cultivan en España
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Como lo prometido es deuda El Enófilo 2.0 regresa para abordar el repaso a las uvas tintas que podemos encontrar a lo largo y ancho del territorio nacional.

Si en España coexisten cerca de una treintena de variedades de uvas blancas, como vimos en el post de la semana pasada, en cuanto a las tintas su número es similar. Vamos a comenzar el recorrido por las principales variedades de uvas tintas, de las que posteriormente se elabora vino, avisando al lector de que seguramente me olvide de alguna uva que se cultive en pequeñas zonas de España, puesto que es imposible abarcarlas todas.

Además existen uvas que se llaman de distinta manera según la zona geográfica en las que se cultivan. También informo de que obviaré las uvas de mesa.

He decidido ordenar alfabéticamente la lista de uvas tintas que se cultivan en los campos españoles para una mejor asimilación por parte del lector.

Variedades de uva tinta en suelo español

  • Albarín Negro: Una de las cuatro uvas originarias de Asturias con la que se elaboran vinos en el Principado y en Cantabria. Es una variedad de gusto dulzón.
  • Alicante: Es la variedad que más encontramos por los campos de España y una de las más plantadas en el mundo. En nuestro país donde recibe varios nombres. Perfecta para las mezclas y para el envejecimiento. Los vinos que se crean con ella son frutales y con poca acidez. Originaria de Aragón está muy extendida en Galicia y es la variedad principal de la D.O. Almansa.
  • Bobal: Uva de origen valenciano que encontramos en las D.O. de Utiel-Requena, Valencia y Manchuela. Si la viña es vieja aporta un aroma de frutos silvestres. Aunque se elaboran tintos, destacan los rosados jóvenes. Se complementa muy bien con otras variedades para su crianza en madera.
  • Brancellao: Uva originaria de Galicia, se suele emplear en la D.O. Ribeiro. Sobre todo se usa para mezclar con otras uvas. Aportan matices grasos y mucho aroma a los vinos.
Racimos de uvas tintas en parra
  • Cabernet Franc: Uva procedente de la región francesa de Burdeos. En nuestro país es utilizada en la elaboración de muchos de los tintos que se hacen en Cataluña. Otorga al vino un color violáceo, muchos taninos, gran acidez, y aromas afrutados. Suele usarse para confeccionar coupages.
  • Cabernet Sauvignon: Esta uva es la base con la que se elaboran los vinos de Burdeos aunque en España se puede encontrar en Cataluña, Navarra, la Ribera del Duero y La Mancha. Da lugar a vinos de color intenso, gran cantidad de taninos y fuerte aroma a fruta. Perfectos para la crianza en madera, donde ganan matices a humo, regaliz o trufa. Sus aromas van desde la rosa y la violeta hasta las frutas rojas, el pimiento verde, y el café sin tostar.
  • Caíño tinto: Uva de origen gallego se encuentra en algunos vinos de las D.O. Rias Baixas y Ribeiro. Es una variedad de bajo rendimiento que suele emplearse para crear coupage.
  • Callet: Es la uva típica de la D.O. Binissalem-Mallorca. Genera en los vinos notas balsámicas y a frutos rojos. Muy adecuada para la crianza en madera, donde gana aromas a tostado.
  • Carrasquín: Uva de origen asturiano que dota a los vinos de grado alcohólico y aspereza, aunque bien trabajada crea vinos muy originales.
  • Garnacha: Esta variedad tinta es la más extendida en España. Se puede encontrar, entre otros lugares, en La Rioja, Madrid, Navarra, Tarragona, Teruel, Toledo y Zaragoza. Los vinos que se elaboran con ella son potentes, con mucha graduación alcohólica. Suele usarse para elaborar vinos jóvenes y rosados, así como crianzas, para lo que suele mezclarse con otras variedades. Otorga al vino aromas a especias, destacando la pimienta, el regaliz y el anís, y a frutos rojos. Dependiendo de la zona geográfica puede variar mucho su aroma y sabor. Existen varias familias de esta uva en nuestro país.
  • Graciano: Su implantación se ha extendido por La Rioja y Navarra. Origina vinos de color intenso, con mucha presencia de taninos y acidez. Perfecta para la crianza.
  • Hondarribi beltza: Se encuentra en Guipúzcoa y Vizcaya. Se usa para la elaboración del Txacolí tinto. Es es un vino muy ligero, afrutado, equilibrado en acidez, y de color picota violácea.
  • Loureiro tinta: Uva originaria de Galicia. Es de gran calidad, aunque es tan escasa que suele usarse en coupage con otras uvas. Se suele emplear en muchos vinos de la D.O. Rias Baixas.
  • Manto Negro: Uva autóctona de las Islas Baleares. Es la variedad mayoritaria de la D.O. Binissalem. Los vinos que origina son vivaces, afrutados, y atercipelados, y no están exentos de carga alcohólica.
  • Maturana: Uva riojana que se está recuperando en estos momentos gracias al buen trabajo que están realizando jóvenes viticultores elaborando vinos muy afrutados y golosos.
  • Mazuelo: Esta uva también es conocida como Cariñena o Samsò. Está implantada en Aragón y Cataluña. Produce vinos de color intenso, alta concentración de taninos, mucha acidez, por lo que es apropiada para la crianza. Combina muy bien con la garnacha. El aroma que predomina en esta uva es la violeta.
  • Mencía: Variedad establecida en zonas de Galicia y de León. Da lugar a vinos de color púrpura, poco afrutados, equilibrados y con aromas a frutos silvestres, moras y confituras. Esta uva no es apropiada para las crianzas prolongadas.
  • Merlot: Es la variedad de uva más extendida en el mundo junto a la Cabernet Sauvignon. En nuestro país se encuentra, sobre todo, en La Mancha, Huesca, Cataluña y Navarra. Produce vinos de color rubí intenso, o sea, muy rojos, poca presencia de taninos y acidez, y aromas florales. Perfecta para la crianza, donde gana matices de tabaco, trufa y almizcle.
  • Monastrell: Esta uva se extiende por el levante español, sobre todo por Alicante, Murcia y Valencia. Proporciona vinos de color intenso y alta graduación alcohólica. A pesar de que los vinos jóvenes son ásperos, después de un tiempo de crianza son una delicia de aromas a frutas maduras, compota de higos y ciruelas, así como violetas.
Racimo de uvas tintas
  • Pinot Noir: Esta es la variedad de uva empleada en los vinos de Borgoña. En nuestro país se usa en el Penedés. En esta uva destacan los aromas dulces y afrutados.
  • Prieto Picudo: La uva de tierras leonesas por excelencia. Los vinos de esta variedad resultan aromáticos y con bastante cuerpo.
  • Sousón: Variedad de uva gallega muy empleada en la D.O. Ribeiro. Uva en franco retroceso por lo que se suele emplear mezclada con otras variedades. Aporta mucha acidez a los vinos, un color cereza muy intenso, y aromas acusados a frutas del bosque.
  • Sumoll: Una variedad autóctona española que encontramos en Baleares y Cataluña, sobre todo en la D.O. Pla de Bages. Debido a su maduración tardía se obtienen vinos tintos y rosados de buena acidez y de intensidad colorante media, con aromas a flores azules y vegetales, resultado de su elevada concentración en ácido málico.
  • Syrah: Su nombre proviene de la ciudad persa en la que se originó, Shiraz. Está muy extendida mundialmente, y en España se puede encontrar en la zona de La Mancha y de Levante. Da lugar a vinos con mucha concentración de taninos y mucho cuerpo. Aporta aromas a frutos rojos y violetas.
  • Tempranillo: En España se la conoce por diferentes nombres dependiendo de la región en la que nos encontremos. Varios de estos nombres son: Cencibel, Ull de llebre, Tinta del país, Tinta de Toro, Tinto fino y Escobera. Según algunos expertos es la variedad de mayor calidad, aunque eso es algo muy discutible. Se encuentra mayoritariamente, y por este orden, en La Rioja, Burgos, Cataluña y La Mancha. Origina vinos muy equilibrados y aromáticos, con poco color, y notas a ciruela negra, frambuesa, y cereza. Muy apropiada para la crianza. Tras ésta, desarrolla matices de tostados y especias.
  • Trepat: Esta variedad predomina en la Conca de Barberà, de donde es autóctona y, también la encontramos en la D.O. Costers del Segre. Puesto que da poco color a los vinos tintos su destino es la elaboración de vinos y cavas rosados. Sin embargo, hallamos cada día más vinos tintos de Trepat que son afrutados en boca y de acidez equilibrada.
  • Verdejo Negro: Uva originaria de Asturias muy apropiada para la crianza y para crear vinos complejos, puesto que su acidez es muy equilibrada y cuenta con un buen grado alcohólico. En ella predominan los matices minerales y balsámicos.
  • Vijariego Negro: Hablando de nuestro país no nos olvidemos de Canarias. Sobre todo en Tenerife nos encontramos con esta uva que se caracteriza por su componente frutal y toque goloso.

Hasta aquí el repaso a las distintas variedades de uvas que podemos encontrar en los campos españoles. Espero que os haya servido para conocer cosas nuevas o para recordar las ya sabidas.

Da gusto vivir en un país donde hay tantos tipos de uvas y tan distintos vinos. Recordad que España es el país donde más variedades de vinos se hacen, y según nuestro parecer, donde mejor se elabora este elixir de los dioses. Brindemos por ello.

Hasta la semana que viene. Feliz Navidad.

Salud y a catar.

Imágenes | Jackie L Chan | (matt) | Allie_Caulfield En Directo al Paladar | Las uvas blancas que se cultivan en España En Directo al Paladar | El increíble proceso químico que transforma el mosto en vino

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir