Compartir
Publicidad

Los siete mejores vinos españoles por menos de diez euros para disfrutar de esta Navidad

Los siete mejores vinos españoles por menos de diez euros para disfrutar de esta Navidad
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Llegan las navidades y queremos sorprender a nuestros invitados con algún vino especial, que anime la fiesta y guste a todo el mundo. Pero ¿qué caldo elegir sin gastarnos demasiado dinero?

La escritora y especialista en vino Alicia Estrada lleva más de un lustro escribiendo un manual que recoge los mejores vinos que se pueden encontrar en España por menos de diez euros. El pasado año publico una imprescindible guía que recopila los mejores caldos de anteriores ediciones, Los 100 mejores vinos por menos de 10 euros, pero, aunque el libro sigue plenamente vigente, en 2018 no se ha editado un nueva edición.

Pese a esto, Estrada ha recopilado para Directo al Paladar los vinos que ella misma compraría estas navidades: tintos, blancos, rosados, dulces y cavas (pese a que estos no aparecen en sus guías). Nos da, además, consejos para maridarlos y disfrutarlos en las mejores condiciones. Así que apunta:

Rayos Uva (Rioja)

Riviere Rayos Uva Hi Res

“En cuestión de gustos de vino, hay consumidores clásicos que no se salen estrictamente de lo que conocen, y los hay aventureros”, apunta Estrada. “A veces conviene llevar a la mesa algún vino que apunte clasicismo, por ejemplo un Rioja, pero que sirva para despertar en las gentes conservadoras el placer de lo nuevo”.

Para este fin Estrada selecciona este vino, elaborado por la bodega Olivier Rivière, con una mezcla al 50 % de las uvas Graciano y Tempranillo, recogidas en viñedos de Aldeanueva de Ebro (La Rioja Baja). “Un rioja personal y sin ataduras”, apunta.

La marca Rioja, explica la experta, “genera tranquilidad a los consumidores clásicos que se toparán con un tinto muy frutal, muy fresco, sin el peso de la madera. Un tinto muy bien perfilado, sin embargo, tras unos meses de maduración en depósitos y fudres de madera vieja”.

Puedes comprarlo a través de Ebay por 10,40 euros.

Merayo Mencía (Bierzo)

Merayo

Es este, según Estrada, un “vino comodín”, que sirve tanto “para el aperitivo de la cena de Navidad como para quedar bien ante una visita imprevista o una cena de descanso entre tanto convite”.

Este vino de las bodegas Merayo, en el Bierzo, de variedad 100% mencía, es un caldo económico, de fondo de bodega; “sencillo, que no simple”, advierte Estrada. “Un vino fresco y frutal, sin maquillajes, de esos que hablan con transparencia, pero que hablan muy bonito, con una boca golosa y grasa, de taninos maduros y buen recorrido”.

Puedes pedirlo en Amazon, a través de la propia bodega, por 7,73 euros.

Rudeles 23 (Ribera del Duero)

Rudeles23

“Cuando un vino tiene calidad, me gusta. Cuando un vino suma a la calidad, relato, aún me gusta más. Cuando conoces el paisaje de un vino, cuando sabes de los sueños de las personas que lo elaboran, la emoción del relato te llena la copa y no solo bebes vino, bebes muchas más cosas”, asegura Estrada.

Y este vino tiene historia, la de la dureza de los paisajes más áridos de la Ribera soriana, de esos 23 majuelos que le dan nombre, entregados al gélido viento que sube de Somosierra. “El sufrimiento del viñedo a casi 1000 metros resta producción, pero otorga al vino elegancia, frescor y amplitud aromática”, asegura la experta.

Hablamos de un caldo elaborado con uva 95% Tempranillo (el 70% procedente de viñas de entre 15 y 20 años y el 25% de viñas viejas de más de 100 años) y 5% garnacha de viñas de más de 100 años, con 5 meses en barrica de roble francés y mínimo de 10 meses en botella.

“Cuando escuchas hablar al vino, oyes a una familia empeñada en mantener viñas viejas, tradiciones, pasado y orgullo de territorio. Hablan modestamente pero en la boca el vino sabe a gloria. Son relatos que hay que llevar a la mesa”, concluye Estrada.

Se puede adquirir en la página de la propia bodega a 10 euros la botella.

Finca La Colina (Rueda)

La Colina

Pasamos ahora a los blancos con este vino de Rueda, una DO para la que Estrada no ahorra las críticas: “Seguramente nunca se han simultaneado en el mercado vinos de Rueda tan buenos y vinos de Rueda tan distantes de lo que es un buen verdejo, como ocurre ahora. Hay demasiados verdejos y el consumidor muchas veces camina despistado. Conviene pagar un poco más, pero permitirse de vez en cuando el lujo de lo auténtico”.

Y auténtico es este Rueda 100% verdejo de Finca La Colina: una única parcela, de viñedo viejo y poco productivo, que traslada al vino la esencia y la mineralidad de las tierras altas, pobres y cascajosas de La Seca.

“En nariz no hay frutas exóticas, no”, explica Estrada. “Se intuyen aromas frutales, el hinojo, recuerdos herbáceos… y en boca, el vino pasa serio, estructurado con un final amargoso que refresca. En Navidad, hay que buscar buenos blancos, ruedas gastronómicos que no se amilanan en la mesa”.

Se puede comprar en Ebay por 9,50 euros.

Blanc Bàrbara Forés (Terra Alta)

Barbara

Este vino de Tarragona saca, según Estrada, lo mejor de la garnacha blanca, una uva para la que la experta no ahorra elogios: “Es una de las variedades más interesantes del panorama actual del vino. Mediterránea, potente, con cuerpo y personalidad, sus vinos se alejan del patrón clásico del blanquito ligero y afrutado”.

Este caldo en concreto, de la veterana bodega Bárbara Forés, es un vino perfecto para comer. “Su grado no le resta frescura y enfatiza su personalidad, dibujo claro del paisaje rústico y algo montaraz de la Terra Alta”, explica Estrada. “Es un vino para amantes de los blancos secos, para quien busque carnosidad en la boca aún en vinos jóvenes”.

Un consejo, mejor llevarlo a la mesa fresco, nunca helado, una costumbre que puede arruinar la complejidad de un blanco como este.

Se puede adquirir en Decántalo por 6,74 euros.

Izadi Larrosa (Rioja)

Larrosa

No podía faltar en la lista un rosado, una variedad siempre a la sombra de los tintos y los blancos, pero que puede resultar un gran comodín para las fiestas navideñas.

Este vino, de la bodega Izadi, es un rosado tenue y elegante en la línea de los rosados provenzales, perfecto según Estrada como aperitivo para abrir comidas y cenas navideñas: “Es un rosado de garnacha pero muy alejado del carácter dulzón y empalagoso de otros muchos rosados elaborados con esta variedad. Un rosado de viñedo viejo en altura, fresco y sin estridencias, insinuación de estaciones estivales, perfume de fruta blanca, de manzana y pera. En boca resulta ligero, delicado, con buena acidez…”

“En las entradas, acompaña sin imponerse, aportando ese toque de charme, indispensable en el arte de la seducción, aunque seduzcamos a la familia”, concluye Estrada.

Se puede comprar en Amazon, a través de la propia bodega, por 9,77 euros.

Agustí Torelló Mata Reserva Brut (Cava)

Cava Agusti Torello Mata Brut Reserva

En el interior de la península no tenemos mucha costumbre de consumir cava, y es solo en navidades cuando compramos este, pero para brindar en los postres, un error mayúsculo.

Como explica Estrada, un cava brut joven es en realidad ideal para los aparitivos y uno nature reserva o gran reserva es perfecto para acompañar para carnes rojas o asados. Este vino que propone, no obstante, es un cava versátil que nos puede acompañar durante toda una comida, de la entrada al postre, y que incluso se prolongue en confortable tertulia.

“Elegiría un cava brut reserva, como este Torelló Mata, muy seco, con más de 24 meses en botella, con un perfil clásico, elaborado con las variedades características del cava: macabeo, parellada y Xarel·lo”, explica la especialista. “Es un cava equilibrado, fresco, de burbuja fina y elegante, con una fruta que trae recuerdos de manzana asada y notas cítricas muy bien fusionadas con las notas de la crianza”.

“Si el cava pone la fiesta incluso en los días cotidianos, en una mesa de Navidad, nunca debería faltar”, asegura.

Se puede pedir en Amazon por 9,91 euros.

Bonus track: Itsasmendi Urezti Vendimia Tardía (Txakoli de Bizkaia)

Urezti

Este es el único vino de la selección que supera los 10 euros, pero su inclusión, explica Estrada, está justificada, pues este txakoli dulce ha subido más de calidad que de precio.

“Es un vino dulce, de mi tierra, pintura de paisajes de otoño en Bizkaia, cuando el viento sur sopla y las últimas uvas se pasifican en el viñedo perdiendo agua y concentrando azúcar y poesía”, explica la experta. “Las nieblas matinales arrancan la podredumbre noble de la viña, como en los paisajes de Sauternes, y nace este vino maravilloso, dulce e intensamente fresco, compañero del foie, lujuria pura con el chocolate”.

Está agotado en la mayoría de proveedores, pero aún se puede comprar en Wines4Fun por 15,26 euros.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio