Descubre las posibilidades de la carne de conejo: propiedades, características y recetas que gustarán a todos

Descubre las posibilidades de la carne de conejo: propiedades, características y recetas que gustarán a todos
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE
19 votos

Mucho se ha hablado de las bondades de la carne blanca del conejo. Sabemos que es una carne magra sin apenas grasa, con sabor intenso y perfecta para cocinar en frituras, arroces, guisos o incluso en el horno o la barbacoa, y es que el conejo es muy versátil y agradecido en la cocina.

Sin embargo, casi siempre que lo preparamos nos centramos en las mismas recetas como el típico ajillo, friendo el conejo troceado a fuego muy vivo en una base de aceite en el que se han frito unos ajos. Hoy queremos descubriros las posibilidades de esta carne al comienzo de su temporada en verano, con recetas que gustarán a todos, saludables y muy nutritivas.

Características y propiedades de la carne de conejo

Dejando de lado los conejos de monte objeto de la caza menor, la mayoría de los conejos que encontramos en los supermercados son criados en granjas para su consumo y sacrificados de la misma manera que otros animales que comemos normalmente como el pollo, el cerdo, el cordero o la ternera. En los supermercados y carnicerías podemos adquirirlo en distintos formatos, encontrándolo entero, totalmente limpio y desprovisto de vísceras e incluso ya despiezado, perfecto para arroces y ajillos.

Carne de conejo

La carne de conejo se caracteriza por su alto contenido proteico y muy bajo contenido en grasa, además de un sabor característico, en una carne de color blanco intenso una vez cocinada, que se dora con facilidad en cualquiera de las técnicas culinarias que se le apliquen. El conejo de cría suele ser más suave y con una textura más tierna.

Por su bajo contenido en grasa insaturada y en colesterol, bajo contenido en sodio y alto de potasio, alto porcentaje de proteínas y bajo de grasas púricas, se considera una de las carnes más sanas, debido a su rápida metabolización. Es por eso que se considera un alimento ideal para deportistas, pero igualmente recomendable para personas de todas las edades.

La carne cruda de conejo de granja puede aportar entre 130 y 160 kcal por cada 100 g, y destaca por su contenido de vitaminas del grupo B, siendo una gran fuente de vitamina B12 y aminoácidos esenciales. Además es una gran fuente de potasio, fósforo y, en menor medida, de calcio.

Temporada de conejo y consumo

La temporada en la que se crían conejos, se divide en dos fases calculadas para llevarlos al mercado en los meses de junio y julio, y posteriormente de octubre a enero, aunque actualmente encontramos esta carne durante todo el año en los mercados. La excepción es el conejo de monte, cuya temporada de caza suele situarse entre finales del verano y los meses de otoño.

Carne Conejo 810x293

Al ser una carne blanca y baja en colesterol, es muy adecuada para las comidas ligeras previas al verano. Como además queda muy rico tanto a la parrilla como frito, guisado o asado, sus múltiples posibilidades culinarias recomiendan que probemos a introducir más a menudo este alimento en nuestro regimen de comidas.

Su precio económico y el excelente aprovechamiento de su carne, que permite conseguir cuatro buenas raciones, partiendo de un conejo de poco más de un kg, hacen de esta carne blanca y baja en grasa una elección perfecta para cuando miramos qué comer para que nos siente mejor. El conejo de granja, aunque puede tener algo más de grasa, ofrece una carne tierna, fácil de masticar y de digerir, sabrosa pero sin la intensidad del conejo de monte, que puede ser algo más duro.

Recetas con carne de conejo para disfrutar en casa

1. Conejo en salsa de mostaza y zanahoria

1366 2000 6

Ingredientes

Para 4 personas
  • Conejo 0.5
  • Zanahoria 1
  • Semillas de mostaza 1 cucharadita
  • Vino blanco 100
  • Caldo de verduras 220 ml
  • Mostaza de Dijon 15 ml
  • Nata líquida para cocinar 125 ml
  • Pimienta negra molida
  • Tomillo seco
  • Perejil fresco
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer conejo en salsa de mostaza

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 55 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 45 m

Salpimentar el conejo y cocinar en una cazuela o sartén con aceite de oliva, dorándolo bien por todos los lados, unos 10-12 minutos. Retirar y reservar en un plato. Pelar y cortar en cubos pequeños la cebolla y la zanahoria.

Pochar ligeramente la cebolla en la misma cazuela junto con las semillas de mostaza, añadir la zanahoria y salpimentar. Cocinar durante unos 10 minutos, hasta que la zanahoria deje de estar dura. Reincorporar el conejo, regar con el vino y dejar que evapore el alcohol.

Conejo en Salsa de Mostaza. Pasos

Añadir el caldo o agua, tapar, bajar el fuego y dejar cocinar unos 25 minutos. Retirar el conejo, añadir la nata con la mostaza y mezclar bien. Salpimentar, agregar perejil y tomillo y servir la salsa sobre la carne.

19 votos

Más información | Conejo en salsa de mostaa y zanahoria.

2. Guiso de conejo con champiñones y vino blanco

1366 2000
  • Ingredientes. 1 conejo partido en trocitos, 2 patatas, 2 dientes de ajo, 8 champiñones, unos 200 ml de vino blanco, perejil al gusto, tomillo fresco al gusto.
  • Elaboración. Ponemos a cocer las patatas sin pelar en agua abundante con sal. Mientras se cuecen durante 20, troceamos el conejo y doramos las piezas en una fuente apta para el horno. Cuando el conejo empieza a tomar color, añadimos los champiñones y el vino, dejando que evapore el alcohol. Añadimos también un poco de tomillo fresco espolvoreándolo por encima. En el mortero, trituramos el ajo y el perejil con un poco de aceite y unos granos de sal y lo añadimos al guiso. Sacamos las patatas, las enfriamos un poco con agua fría y las pelamos y troceamos añadiéndolas a la fuente. Terminamos la receta añadiendo el ajo y el perejil majado y removiendo las piezas para que todas se impregnen, añadiendo una ramita de tomillo fresco y metiendo la fuente en el horno para que se dore el guiso y las patatas se terminen.

Más información | Guiso de conejo con champiñones y vino blanco.

3. Conejo estofado al estilo de Isquia

Conejo al estilo de Isquia
  • Ingredientes. 1 conejo troceado, 1/2 cabeza de ajos, 150 g de chalota (echalote) o cebolleta, 1 cayena, 200 ml de vino blanco, 250 ml de caldo de verduras, 100 g de tomate troceado al natural, 1 hoja de laurel, 1/2 cucharadita de romero, perjeil fresco, albahaca fresca, aceite de oliva virgen extra y sal.
  • Elaboración. Salpimentar el conejo troceado y, si se desea, enharinar muy ligeramente. Calentar un fondo de aceite de oliva en una cazuela y cocinar la carne a fuego fuerte hasta que esté bien dorada. Retirar, reservar y desechar el exceso de aceite y grasa. Pelar una cabeza de ajos y cortar por la mitad. Cortar en juliana fina o picar bien la chalota. Añadir un poco más de aceite limpio a la cazuela, si hiciera falta, y cocinar estos ingredientes y la cayena durante unos minutos, hasta que la cebolla esté dorada. Reincorporar el conejo y regar con el vino para desglasar, rascando el fondo. Pasados cinco minutos, añadir el tomate y el caldo. Bajar el fuego y dejar unos 20 minutos suavemente. Agregar las hierbas (se pueden usar secas, en menor cantidad), remover y continuar la cocción unos 20-30 minutos más, hasta que reduzca. Servir caliente con más albahaca.

Más información | Conejo estofado al estilo de Isquia

4. Conejo en salmorejo

1366 2000 2
  • Ingredientes. 1 Conejo, 8 dientes de ajo, 10 g de pimentón de la Vera, guindilla de cayena, 15 g de pulpa de pimiento choricero o una pimienta picona, 500 ml de aceite de oliva virgen extra, 750 ml de vino blanco, 250 ml de vinagre de Jerez, orégano fresco al gusto, tomillo fresco al gusto, 50 g de sal gruesa, 2 hojas de laurel.
  • Elaboración. Comenzaremos colocando en un mortero los dientes de ajo limpios de piel y la pimienta picona o la pasta de pimiento choricero si no tenemos este tipo de pimienta. Machacamos todo hasta conseguir una pasta, luego añadimos poco a poco el pimentón dulce, el vinagre, el vino blanco y por último un puñado de sal gorda. Cubrimos los trozos de conejo con el adobo, la hoja de laurel, la cayena y las especias, vigilando que todos los trozos de carne queden bien cubiertos para que se empape bien del sabor y pueda el vino y vinagre durante ese tiempo, ablandar la carne. Tapamos en un recipiente hermético y dejamos macerando en la nevera unas 24 horas. Una vez que pase el tiempo de maceración retiramos el conejo de este, y ponemos al fuego una cazuela profunda con abundante aceite de oliva virgen suave para freír. Cuando el aceite esté bien caliente escurrimos el conejo y lo vamos friendo en tandas a fuego medio al principio y luego fuerte para que se hagan bien por dentro, aproximadamente unos 18 minutos. Una vez dorada la carne, vamos colocándolos en una cazuela grande. Reservamos. Cuando acabamos de freír, apagamos el fuego y echamos el adobo que nos quedó de escurrir el conejo sobre la carne, y añadimos tres o cuatro cucharadas del aceite del que habíamos usado para freír la carne. Dejamos cocinar todo junto 40 minutos o hasta que la carne esté tierna.

Más información | Conejo en salmorejo

5. Arroz con conejo y verduras

1366 2000 4
  • Ingredientes. 1/4 de conejo, 1/2 pechuga de pollo, 4 chalotas, 50 g de panceta, 125 g de setas, 200 g de arroz bomba, 30 g de tomate troceado natural, caldo de carne, sal, pimienta negra molida y aceite de oliva virgen extra.
  • Elaboración. Limpiamos, troceamos y salpimentamos el conejo y el pollo. Echamos un chorrito de aceite en la paella y freímos el conejo y el pollo hasta que estén bien dorados. Los apartamos a un plato y reservamos. Troceamos las chalotas y rehogamos hasta que esté transparente. Echamos las setas y añadimos la panceta en pedacitos pequeños. Ponemos el arroz y las carnes con el tomate y removemos todo bien. Cubrimos con agua o caldo caliente y añadimos un poco de sal. La cantidad de líquido depende de si queremos un arroz más o menos meloso. Unos minutos antes de terminar la cocción comprobamos el punto de sal, y terminamos de cocinar hasta que el grano esté al punto . Cubrimos con un paño de algodón limpio cinco minutos.

Más información | Arroz con conejo y verduras

6. Conejo en salsa verde

1366 2000 3
  • Ingredientes. 1 Conejo troceado, 1 cebolla blanca, 1 Diente de ajo, Vino blanco, 100 ml, Cilantro fresco un manojito, Almendras crudas, 10, Aceite de oliva virgen extra, 50 ml, Agua, 100 ml
  • Elaboración. Comenzamos friendo el conejo en una sartén amplia. dando la vuelta a cada pieza cada dos o tres minutos hasta que todas tengan el aspecto de estar bien doradas. Añadimos el vino y dejamos que se cocine hasta evaporar. Cortamos unas patatas en rodajas bien finas y las freímos en aceite abundante hasta que queden crujientes como las patatas chips industriales. Las escurrimos en papel absorbente y las reservamos para el emplatado. Mientras se hacen las patatas y el conejo, picamos una cebolla en trocitos pequeños y los pochamos en otra sartén. En el vaso de la batidora trituramos el diente de ajo con las almendras, el aceite, el agua y el cilantro y cuando vemos la cebolla lista, incorporamos este líquido verde y dejamos que cueza un minuto el conjunto para ligar una salsa. Añadimos esta salsa sobre el conejo y si fuera necesario, agregamos un poco más de agua. Dejamos que nuestro guiso tradicional se cocine durante unos diez minutos, removiendo de vez en cuando. Cuando esté a nuestro gusto, lo llevamos a la mesa, servido en cazuelitas.

Más información | Conejo en salsa verde

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

7. Conejo confitado con ajo y romero

1366 2000 5
  • Ingredientes. 1 conejo cortado en trozos pequeños, 250 ml de aceite de oliva, 300 ml de vino blanco seco, 5 ramitas de romero, 20 dientes de ajo sin pelar, 100 g de harina, aceite de oliva para freír, sal y pimienta
  • Elaboración. Comenzar salpimentando el conejo y pasándolo por harina, sacudiendo el exceso. En una sartén ir friendo el conejo en tandas. Una vez frita la carne disponerla en una cazuela de fondo grueso al fuego, añadiendo el romero y los dientes de ajo. Verter el aceite de oliva y el vino blanco seco por encima de la carne y dejar confitar a fuego lento, pero manteniendo un punto flojo de ebullición y con la cazuela parcialmente tapada, durante dos horas o dos horas y media, dependiendo de la terneza de la carne.

Más información | Conejo confitado con ajo y romero

Fotos | iStock
En Directo al Paladar | Chuletitas de conejo hechas en el horno
En Directo al Paladar | Fideua de pollo y conejo, la mejor receta

Temas
Inicio