Cómo decorar tu roscón de Reyes si odias la fruta escarchada: 14 ideas fáciles a prueba de 'haters'

Cómo decorar tu roscón de Reyes si odias la fruta escarchada: 14 ideas fáciles a prueba de 'haters'
Sin comentarios

En DAP somos firmes defensores de la fruta escarchada que pone la guinda, nunca mejor dicho, del roscón de Reyes, e incluso algunos locos la disfrutamos por sí sola como el manjar que es cuando logramos evitar los productos hiperazucarados de mala calidad. Hecha su defensa, somos conscientes de que no tiene por qué gustarle a todo el mundo. Hay muchas opciones alternativas para decorar los roscones sin tener que andar quitando y desperdiciando la fruta.

No son pocas las pastelerías y supermercados que ya lanzan versiones de sus roscones de Reyes sin fruta, o directamente la evitan para no herir sensibilidades de los haters que parecen tenerle una repulsión semejante a los que no soportan las tortilla de patatas con cebolla. La fruta escarchada artesanal no es precisamente uno de los productos más baratos, y elaborarla casera requiere una inversión extra tanto económica como de tiempo. Puede salir más a cuenta dejarla fuera y optar por decoraciones más sencillas o más del gusto mayoritario de la clientela.

Conocemos el caso de rosconeros a los que les gusta la imagen icónica del roscón de Reyes decorado con sus frutas de colores brillantes, pero que luego la quitan sin reparos, a pesar de que también disfrutan del regustillo más dulce y jugoso que deja su rastro en la masa. No estamos aquí para juzgar a nadie, pero puesto que tampoco nos gusta que se tire ningún alimento a la basura, proponemos a continuación un buen puñado de ideas para rematar esos roscones caseros cuando no nos guste la fruta escarchada, o si nos hemos quedado sin ella.

Fruta confitada casera

Naranjas

Sí, sabemos que a poca gente le hace gracia "esa cosa de color verde radioactivo" -spoiler: es calabaza con colorante-, y las guindas de mala calidad resultan bastante inmundas, pero ay, la cosa cambia enormemente con una fruta confitada artesanal.

Las glaseadas y escarchadas son más costosas de elaborar, sin emabrgo la receta de naranjas confitadas caseras no resulta tan compleja y el resultado merece muchísimo la pena. Podemos aplicar el mismo método a mandarinas, limones, limas, ciruelas y peras, incluso al persimón o al kiwi, siempre que usemos frutas dulces y firmes.

Fruta natural

¿No te convence todavía la idea de confitar? No pasa nada, decora el roscón con fruta natural, sin más misterio. Los cítricos dulces vuelven a ser la opción más recomendada, pero nada nos impide usar nuestras frutas favoritas buscando darle variedad. Se pueden añadir antes del horneado si no son muy finas o delicadas, a media cocción o directamente al final, para que luzcan frescas.

La clásica almendra

Almendras

El fruto seco estrella de Navidad da muchísimo juego -parece mentira que nos regale delicias tan diferentes como el turrón duro, el blando, los polvorones, el mazapán o los cordiales- y no podía faltar coronando el roscon de Reyes. Aquí cada maestrillo recurre a su formato preferido, aunque os recomendamos combinar distintos tipos para darle mayor vistosidad y textura.

Almendra laminada, en cubitos, crocanti, molida más o enos gruesa, en bastones, entera... solo procura que sea almendra de calidad, mejor si es marcona, y muy fresca, pues el fruto seco rancio estropea cualquier cosa. Para los más valientes, la almendra marcona frita con sal proporciona un contraste salado sorprendente.

Otros frutos secos

Combinados entre sí o solos, o acompañando a la versátil almendra, tenemos todo un catálogo de saludables frutos secos para darle otro puntito al roscón. Avellanas, pistachos, nueces, nueces de macadamia, anacardos, cacahuetes, piñones... Por supuesto, si vamos a rellenar el roscón de trufa o acompañarlo con chocolate, las avellanas nos darán ese toque de Nutella o Nocilla tan característico.

Semillas

Pipas

También saludables y con un buen repertorio de variedades de formas, tamaños y colores, las semillas dan mucho juego para formar decoraciones en la superficie del roscón. Además, son frecuentes en elaboraciones de panadería y pastelería de muchas culturas, especialmente las semillas de amapola y el sésamo. En este segundo caso podemos comprarlo sin dificultad ya tostado y dulce, aunque al natural tampoco quedará mal.

Otras opciones para combinar son las semillas de calabaza, pipas de girasol, sésamo negro, chía, cáñamo, lino marrón o dorado, etc.

Azúcar perlado

Esas bonitas piedrecitas dulces de azúcar de blanco impoluto no es otra cosa que azúcar perlado, un goloso contraste de color nieve y que rellena huecos con su textura en la masa una vez horneado, pues resiste altas temperaturas. Se puede comprar en tiendas especializadas de repostería o grandes superficies.

GREENDOSO® Azúcar Perlado 900 Gr, por Hornear Gofres, Rollos, Roscón y como Decoración de Dulces

Azúcar humedecido

Es el recurso doméstico barato de andar por casa que todos aprendemos a preparar cuando hacemos nuestros primeros roscones. Cuidado, un error de principiante es usar demasiada agua al principio, y queremos que el azúcar no se disuelva.

Para hacerlo, simplemente coloca unas cuantas cucharaditas de azúcar en un cuenco y añade gotitas de agua, zumo de naranja o agua de azahar, y mezcla frotando con los dedos o con un tenedor, hasta obtener la textura deseada. Si te pasas de húmedo o seco, corrige con más líquido o con más azúcar.

Perlas de azúcar

Perlas

De nuevo un accesorio a la venta en tiendas especializadas a menudo disponibles en supermercados en su sección de repostería. Decimos perlas, por ser las más comunes, aunque pueden tener otras formas. Son bolitas dulces a base de distintos azúcares y con acabados brillantes que le dan el aspecto de perlas de joyería, completamente comestibles.

Cuidado al colocarlas antes de meter el roscón en el horno pues podrían salir destrozadas o chamuscadas. Comprueba si resisten el calor o decora la masa una vez enfriada, con chocolate fundido, glasa real o pegamento de pastelería.

Decora Perlas De Azucar Rosa 90 g

Glaseado o glasa real

El royal icing es uno de los acabamos más típicos de la repostería artesanal y casera, especialmente de las galletas decoradas. La receta de glasa real es sencillísima, tan solo hay que batir clara de huevo pasteurizada con azúcar glasé tamizado, y colorantes si se usan.

Se puede emplear solo agua en lugar de claras, pero con la albúmina obtenemos una glasa más homogénea, estable y bonita, especialmente si queremos teñirla.

Azúcar de colores

King Cake

Igual que podemos teñir el glaseado, es fácil colorear el azúcar normal granulado usando colorante de pastelería. Nos podemos así inspirar en el acabado típico del King Cake de Mardi Gras, que combina tres tonos en su decoración típicos de la fiesta de Nueva Orleans, dándole el colorido que más nos apetezca.

Crema pastelera

Crema

Si has preparado alguna vez una coca de San Juan no serás ajeno a esta idea. En lugar de rellenar el roscón con la crema, o elevando el gochismo para darle un punto extra dulce por duplicado, proponemos coronar la masa del bollo con crema pastelera antes de hornear. Y luego podemos añadir por encima las mismas decoraciones que en la coca, que también recurre a menudo a frutas.

Costrones dulces mexicanos

Rosca

Volvemos a inspirarnos en variantes del roscón internacionales mirando ahora a la rosca de Reyes mexicana, que además de dulce de fruta se corona con tiras de costrones elaborados con mantequilla, azúcar glasé, huevo y harina hasta formar una especie de masa de galleta. En la receta enlazada tenéis más detalles para hacerla casera y darle ese toque latino a nuestro roscón.

Chocolate

Chocolate

Antes o después de hornear, el chocolate nunca falla de cara a los más golosos que aborrezcan la fruta. En forma de trocitos o chips antes de introducirlo en el horno, o como cobertura de chocolate fundido una vez enfriado, será una perdición.

Podemos además marcarnos distintas decoraciones añadiéndolo con una manga pastelera o simplemente con un tenedor, dibujando hilos en zig-zag, combinando chocolate negro, con leche y blanco. Y antes de que seque, no es mala idea agregar otras decoraciones para que se peguen, o más chocolate picado, coco rallado, avellanas, etc.

Sprinkles y nonpareils o fideos de colores y chocolate

Sprinkles

Es probable que ya tengas alguno de estos elementos en casa, muy fáciles de encontrar ya en cualquier supermercado. Con forma de fideos o bolitas, y también bajo distintas figuritas temáticas -estrellas, copos de nieve, corazones, árboles de Navidad, animalitos...-, los sprinkles son un recurso fácil a la hora de decorar.

Eso sí, en este caso, como las perlas, mejor añadirlos una vez horneado el roscón, o hacia el final. Dependiendo de la marca podrían estropearse por el calor del horno. Puedes pegarlos con glaseado real, chocolate o almíbar.

PME - Out the Box Sprinkles - Unicorn 60g

FunCakes Mini Confetti: Cake Sprinkles, gran sabor, perfecto para la decoración de tartas, confeti Sprinkles. 60 g.

En DAP | Roscón de Reyes sin huevo ni lácteos
En DAP | Qué es el agua de azahar, para qué sirve y dónde comprarla

Temas
Inicio