Publicidad

Cuatro claves, y una receta, para hacer unas magdalenas perfectas: grandotas y esponjosas

Cuatro claves, y una receta, para hacer unas magdalenas perfectas: grandotas y esponjosas
16 comentarios
HOY SE HABLA DE

Tanto la belleza como la perfección son relativas, y por supuesto en la pastelería y repostería en general no iba a ser de otro modo. Personalmente me gustan las magdalenas grandotas, reventadas, altas, pero aunque a no todos os pueden resultar ideales, como a la mayoría pienso que sí, os quiero dar algunos consejos para hacer unas magdalenas perfectas.

De todos modos que quede claro que lo hago desde mi propia experiencia y bajo mis gustos, no tengo, como ya sabéis, ningún conocimiento químico que vaya más allá de lo que podemos manejar cualquiera, y menos aún sobre restauración o pastelería, así que todos estos trucos son fruto de la práctica.

Voy a hablar de los cuatro puntos que me parecen más importantes y empiezan desde los ingredientes hasta la conservación una vez que hemos elaborado nuestra receta de magdalenas preferida. Todos estos consejos podéis aplicarlos a cualquier receta por supuesto, y os saldrá fenomenal sin apenas esfuerzo, pero os dejamos una de nuestras recetas más tradicionales de magdalenas, con la que podéis empezar a probar.

Receta de magdalenas de naranja tradicionales

Magdalenas Naranja

Ingredientes

Para 18 unidades
  • Huevo 230 g
  • Azúcar 230 g
  • Harina de trigo 310 g
  • Aceite de oliva 230 g
  • Levadura química 7 g
  • Ralladura de naranja 1
  • Azúcar para espolvorear al gusto

Cómo hacer magdalenas de naranja tradicionales

Dificultad: Media
  • Tiempo total 35 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 20 m
  • Reposo 12 h

Comenzaremos batiendo en el bol de una batidora con varillas los huevos con el azúcar y la ralladura de naranja a velocidad alta hasta que tripliquen el volumen.

Mezclamos la harina tamizada con la levadura química y añadimos a la mezcla anterior, removiendo con una espátula hasta que la veamos integrada.

Vertemos el aceite a chorro fino a la mezcla y de nuevo removemos hasta formar una masa lisa y sin grumos. Dejamos reposar la masa una hora como mínimo o incluso de un día para otro en la parte baja de la nevera. Precalentamos el horno a 190 grados centígrados con calor solo por abajo.

Vertemos la masa en las cápsulas de papel hasta dos tercios de su capacidad, mejor con una manga pastelera o un racionador de helados. Espolvoreamos la superficie de la magdalena con azúcar. Horneamos durante veinte minutos o hasta que la pinchar una magdalena esta la veamos cocida.

Cómo hacer unas magdalenas perfectas paso a paso

Cuatro claves para hacer magdalenas perfectas

Ingredientes

  • Todos los ingredientes deben estar a temperatura ambiente para evitar que la masa se corte en algún momento del batido. Asegúrate de que tienes todos los ingredientes necesarios para elaborar la receta y mantenlos fuera del frigorífico un rato antes de comenzar la elaboración
  • Si la receta no indica nada, utiliza siempre huevos de tamaño M, evitarás de este modo agregar más líquido del necesario.
  • Agrega siempre una pizca de sal a la masa para realzar el sabor, sobretodo si contiene chocolate.
  • Aromatiza la masa con ralladuras, esencias o cacao, por ejemplo, las masas y así con una misma receta tendrás distintas posibilidades. Si deseas añadir cacao en polvo, no tienes más que restar la cantidad que agregues de harina, así la receta seguirá compensada.
  • Las magdalenas de toda la vida se hacen con aceite de oliva, no con otro tipo de grasas, sigue las pautas de nuestras abuelas y pon aceite suave a tus masas, notarás la diferencia en cuanto a sabor, conservación y humedad de la magdalena.
  • Debes usar harina floja, de repostería, contiene menos proteínas y es la más indicada para elaborar masas que fermentan dentro del horno mediante impulsores químicos.
  • La levadura correcta para hacer magdalenas es el impulsor químico, tipo Royal, que reacciona con el calor, durante el horneado.
Cómo hacer unas magdalenas perfectas paso a paso

Masa

  • La masa para unas buenas magdalenas tiene que contener mucho aire por lo que es muy conveniente batirla mucho. Incluso después de agregar la harina se puede dar un batido a toda velocidad de varios minutos para que la mezcla final contenga mucho más aire.
  • Es conveniente dejar reposar la masa en la nevera antes de hornear, ya que así el contraste frío calor hace que suban mucho más. De todos modos si la mezcla contiene mucho aire, este paso tampoco es imprescindible.
  • Podemos colocar la masa, con ayuda de una manga pastelera o un par de cucharas, dentro de moldes rígidos de papel, que podemos encontrar en cualquier tienda, o bien utilizar bandejas especiales que existen para hornear magdalenas. Esto ayudará a que si las blondas que utilizamos no son muy rígidas, no se abran con el peso de la masa./li>
  • Rellena sólo las 3/4 partes de cada molde con masa para evitar que se salga durante el horneado.
Consejos para hacer unas magdalenas perfectas  paso a paso

Horneado

  • Si te gustan las magdalenas reventadas, con copete, debes precalentar el horno a temperatura muy alta. Normalmente en mi caso lo hago a unos 210º sin aire y con calor arriba abajo. Si queréis utilizar el ventilador recordad bajar 10º la temperatura de lo que indique cualquier receta que hagáis. Una vez precalentado el horno fuerte, las magdalenas se hornean a unos 180º en el nivel dos del horno, o sea, la segunda rendija contando desde abajo.
  • Si por el contrario queremos magdalenas lisas para cubrir o decorar, no tenemos más que hornearlas a temperaturas más bajas, a unos 170º como mucho y quedaran totalmente lisas.
  • Es muy importante que durante el horneado no abráis el horno bajo ningún concepto, ya que con el cambio brusco de temperatura la masa se bajará.
  • Hornea sobre la bandeja de metal de tu horno, no sobre la rejilla, la primera refleja y conserva mejor el calor durante el horneado.
Consejos para hacer unas magdalenas perfectas paso a paso

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Conservación

  • Una vez horneadas, deja que reposen en el molde unos minutos antes de desmoldarlas para asegurarte de que la miga se asienta.
  • Cuando estén completamente frías, debes conservar las magdalenas en una lata hermética, así evitarás que se pongan duras. Si la receta contiene aceite de oliva se mantendrán más días jugosas.

Espero que todos estos consejos para hacer unas magdalenas perfectas os hayan gustado y sobretodo que os resulten útiles a la hora de ponerlos en práctica. Quizá muchos de vosotros ya los tuvieseis en cuenta, pero para los menos expertos en repostería seguro que son muy interesantes.

En Directo al Paladar | Cómo hacer bordes decorativos para tus tartas En Directo al Paladar | Cómo hacer esencia de vainilla casera

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios