Compartir
Publicidad

Mariscada extrema: el mayor cangrejo del mundo está delicioso (pero para probarlo quizás pierdas un dedo)

Mariscada extrema: el mayor cangrejo del mundo está delicioso (pero para probarlo quizás pierdas un dedo)
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando Charles Darwin lo vio por primera vez en las Islas Cocos –durante su famoso viaje científico a borde del Beagle– lo describió como “monstruoso”. Y no es para menos. El cangrejo de los cocoteros (Birgus latro) parece un bicho escapado de la isla de Parque Jurásico, pero es una especie de crustáceo real. Se trata del artrópodo terrestre más pesado del mundo –hay uno más largo, el cangrejo gigante japonés– y habita en distintas islas del océano Índico y el Pacífico occidental, aunque su mayor población se concentra en la isla de Navidad (perteneciente a Australia).

Dado su enorme tamaño –suele pesar más de cuatro kilos y medir en torno a un metro–, es un animal bien conocido en las islas en las que habita, y está considerado una exquisitez a la que se atribuyen, además, propiedades afrodisiacas.

De sabor similar a la langosta o el bogavante, pero algo más graso y con cierto sabor a coco, se cocina hervido o al vapor, y es protagonista de una gran variedad de recetas locales. Pero para cazarlo hay que tenerlos bien puestos.

Cangrejo Coco2

El cangrejo recibe su nombre de su afición por los cocos y es capaz de trepar por los árboles para hacerse con ellos: es, además, el único animal que logra abrir la fruta, gracias a sus fuertes pinzas, con las que puede levantar un peso de hasta 28 kilogramos. Pero no le basta con estos y es capaz de devorar cualquier tipo de materia orgánica, ya sean cadáveres, tortugas marinas, ratas e, incluso pájaros de gran tamaño. No es de extrañar, por tanto, que cazarlo no sea demasiado sencillo.

A la caza del cangrejo

“Tienes que agarrarlos justo detrás de la cabeza, porque si no lo haces, puedes perder un dedo”, explica a la revista Munchies Stan, uno de los 300 residentes de la pequeña isla de Atafu –en el archipiélago de Tokelau, perteneciente a Nueva Zelanda–. “Sus garras carnosas son lo suficientemente fuertes como para romper cocos abiertos, por lo que también pueden cortar el hueso”.

Cangrejo Coco1

El animal no se anda con chiquitas, y es conocido por ser perseverante en sus pinzadas: si te agarra no te suelta. Los micronesios, no obstante, tiene un truco por si hay un accidente, y es golpearlo en las partes blandas del abdomen, lo que les causa dolor y les obliga a liberar a su presa.

Para más inri, durante el día suelen esconderse en madrigueras, por lo que es más sencillo atraparlos por la noche.

Una especie en peligro

Dada la calidad de su carne –y lo que cunde– el cangrejo de los cocoteros ha sido cazado de forma intensiva y en las islas muy pobladas está al borde de la extinción o ha desaparecido por completo. En 1981, el animal entró en la lista roja de especies vulnerables de la Unión Internacional para Conservación de la Naturaleza, pero en la actualidad los datos sobre su presencia son deficientes.

En general se considera que la población es estable y numerosa en algunas islas, pero rara en otras. Su hábitat se extiende por numerosos países, y zonas autónomas con legislaciones peculiares, y no siempre es sencillo saber si su captura está o no prohibida. Eso sí, no se comercia con él: si quieres probarlo tienes que visitar estas islas y conseguir cazar uno (o que alguien lo cace por ti). También lo sirven en algunos (pocos) restaurantes locales.

Imágenes | Wendy Cover-NOAA/Allen Shimada-NOAA-NMFS-OST
En Directo al Paladar | Cangrejo Rojo Real, una exquisitez de los mares de Noruega
En Directo al Paladar | Los 7 ingredientes más peligrosos del mundo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio