Publicidad

Brunch, comida, cena... Da igual, triunfarás seguro con esta frittata de champiñones

Brunch, comida, cena... Da igual, triunfarás seguro con esta frittata de champiñones
Sin comentarios

Hay recetas que son todo un "salvavidas" cuando se trata de improvisar una comida a cualquier hora del día. Platos comodín a los que siempre puedes volver con confianza, sabiendo que tendrás el éxito asegurado, sea cual sea la ocasión. Así es esta frittata de champiñones: sencilla, rápida, tremendamente versátil y, además, está deliciosa.

Se prepara con ingredientes que seguro que ya tienes en casa, y que juntos se convierten en un plato tan nutritivo como apetecible en cualquier momento de la jornada. Huevos y patatas hacen una pareja de excepción que encontramos en desayunos, almuerzos, aperitivos y cenas de todo el mundo, y añadiendo unos champiñones y un poco de queso, tenemos un plato vegetariano lleno de sabor y de lo más saludable.

Nuestro secreto para cocinar aún más rápido una deliciosa frittata vegetariana es utilizar puré de patatas Maggi, que no solo acelera el proceso, sino que, además, proporciona una textura jugosa y suave a la que nadie se podrá resistir. El puré Maggi se elabora con un 99% de patatas de primera calidad, cuidadosamente seleccionadas para garantizar siempre ese sabor inconfundible que convierte cualquier plato en un deleite para el paladar.

Los champiñones, como todas las setas, son ricos en el llamado quinto sabor o umami, y se presentan como un ingrediente muy asequible para hacer de esta frittata un plato sabroso y diferente con el que triunfar.

Los mejores ingredientes para hacer la frittata de champiñones

  • 115 g (1 bolsa) de puré de patatas Maggi
  • 200 ml de agua
  • 100 ml de leche semidesnatada
  • 8 huevos M
  • 200 g de cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 400 g de champiñones laminados
  • Orégano al gusto
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 50 g de queso parmesano rallado
  • Sal
  • Pimienta negra

Dificultad

Fácil

Tiempo de preparación

20 minutos

Tiempo de cocción

25-30 minutos

Cómo se hace la frittata paso a paso

El puré de patatas, listo rápidamente

Frittata De Champinones

Preparamos el puré de patata con la leche, el agua y una pizca de sal, siguiendo las indicaciones del paquete hasta obtener un puré espeso, y reservamos. Además, precalentamos el horno a 180ºC, con ventilador si lo tiene.

Los ingredientes del relleno

Picamos la cebolla y los ajos pelados muy finos. Lavamos bien y secamos bien los champiñones y los picamos ligeramente, dejando piezas más grandes y otras más pequeñas. Los reservamos aparte.

El salteado

Calentamos dos cucharadas de aceite en una cazuela o sartén. Pochamos la cebolla y el ajo con una pizca de sal, a fuego suave, hasta que estén tiernos. Añadimos los champiñones, subimos el fuego y salpimentamos muy ligeramente. Los salteamos unos minutos, hasta que estén cocidos y hayan perdido el agua. Retiramos del fuego.

La mezcla final

Batimos los huevos en un cuenco, aderezamos con una pizca de sal y pimienta, y los añadimos al puré de patatas. Agregamos también la mezcla de champiñones con un poco de orégano y removemos bien, con suavidad.

A hornear y disfrutar

Engrasamos una sartén o cazuela apta para el horno, de unos 28-30 cm, con el aceite restante. Vertemos la mezcla de frittata, agregamos el queso y horneamos durante unos 20-25 minutos, hasta que cuaje a nuestro gusto. Servimos con un poco más de orégano por encima.

Los mejores trucos y consejos para triunfar siempre

Frittata De Champinones 3

Champiñones en su punto

La ventaja de emplear champiñones es que están disponibles todo el año y es posible elegir el formato que te resulte más cómodo. Puedes encontrarlos ya laminados o troceados para ahorrarte el paso de cortarlos, pero fíjate bien en el paquete, por si necesitas lavarlos primero. El truco para que queden perfectos es secarlos muy bien, y saltearlos a fuego vivo hasta que no quede líquido en la sartén.

Un plus de sabor

Prueba a añadir a la mezcla de champiñones, puré de patatas y huevo, una cucharadita de salsa de soja o de pasta de miso japonesa. Conseguirás potenciar aún más todos los sabores. También puedes darle un toque picante con copos de chile o salsa sriracha.

La frittata, a tu gusto

¿Más fina y ligeramente crujiente o más gruesa y súper jugosa? Cocina la frittata como más te guste escogiendo la sartén o fuente adecuada. Cuanto más grande sea el recipiente, más finita quedará, permitiendo que la superficie se dore antes y quede con toque más crujiente. Además, estará lista en menos tiempo.

Las mejores recetas de frittata

Frittata De Verduras 3

Frittata de aprovechamiento

Simplemente sustituye los champiñones por la mezcla de verduras que tengas en la nevera, aprovechando para dar salida a esos vegetales que se han ido quedando descolgados a lo largo de la semana. Puedes combinar tantas verduras como te apetezcan.

Frittata cuadrada

Vierte la masa de la frittata en una fuente de horno engrasada con aceite, de forma cuadrada o rectangular, y sírvela cortada en porciones cuadradas. Este formato es ideal para un picoteo o un brunch compartido, y puedes coronar cada pieza con una brocheta atravesada con un tomatito, un pepinillo, aceitunas, etc.

Frittata caprese

Cocina la frittata con tomatitos cherry cortados por la mitad, ligeramente salteados, y un paquete de mini mozzarellas escurridas. Cuando empiece a cuajarse en el horno, añade por encima unas hojas de albahaca fresca y riégala con un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Descubre la versatilidad del puré Maggi en el espacio Cocina con Maggi. Encontrarás recetas fáciles para el día a día o para ocasiones especiales.

Consejo ofrecido por la marca

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio