Compartir
Publicidad

Aguas de verano. Cómo recibir a tus invitados con aguas especiales

Aguas de verano. Cómo recibir a tus invitados con aguas especiales
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con el mes de julio ya avanzado podemos afirmar que estamos en pleno verano, aunque para muchos el calor ya viene acompañando desde hace semanas. No sé si sois de los que adoran estos meses de altas temperaturas y sol o si sois como yo, que cada vez lo aguanto menos, pero lo que está claro es que hay que buscar formas de refrescarse. La hidratación es fundamental, nos apetece mucho más tomar bebidas frías para calmar la sed y el agua sigue siendo la opción más saludable. ¿Y si le damos una vuelta de tuerca? Sobre todo si tienes invitados, descubre cómo recibirles con aguas especiales de verano.

Últimamente se están desmontando los mitos que hay en torno al agua que tenemos que beber cada día, ya que depende mucho de cada persona y sus circunstancias. Sí está claro que necesitamos beber a diario para el correcto funcionamiento del organismo y también para regular la temperatura corporal, y cuando más aprieta el calor más líquido nos pide el cuerpo. En los meses estivales se multiplican las opciones de bebidas refrescantes pero hay que seguir apostando por el agua, tan saludable y apetecible, aunque sí podemos servirla de formas originales para vestirla de verano y darle un toque más festivo acorde con las vacaciones.

Cómo preparar aguas de verano

Aguas de verano

Lo que proponemos no es elaborar refrescos propiamente dichos, como puede ser la limonada o la horchata, sino mantener el carácter saludable, ligero y natural el agua pero dándole un toque diferente. Hay que tener cuidado con la cantidad de refrescos, granizados o zumos procesados que podemos llegar a tomar en verano sin darnos cuenta, si hace demasiado calor y el ambiente seco nos impulsa a beber con mucha más frecuencia. El agua tiene que serguir siendo nuestra principal fuente de hidratación, aunque recordemos que podemos hidratarnos también a través de la comida.

Para preparar aguas de verano solo necesitamos añadir al líquido elemento ingredientes frescos y naturales que aporten color, aroma y un toque de sabor. En algunos casos el efecto será más de decoración que saborizante, pero en cualquier caso puede ayudar a hacer más atractivo el consumo de agua para aquellos a los que les cuesta un poco más. El agua tiene que mantener su sabor neutro, por eso un ligero toque aromático es suficiente.

Aguas de verano

Esto se consigue infusionando el agua en frío añadiendo a las botellas, garrafas, jarras o vasos ingredientes como frutas, hierbas o incluso hortalizas. Hay que procurar que siempre sean productos aptos para el consumo, bien lavados, preferiblemente de temporada. Una buena idea es añadirlos fríos o directamente congelados para que se mantengan frescos más tiempo y ayuden a enfriar el agua. Por ejemplo, las flores o pequeñas frutas se pueden sumar a los cubitos de hielo, pero también es suficiente si los hemos conservado en la nevera.

Aunque hay combinaciones muy clásicas que siempre suelen funcionar, en este campo está totalmente permitida la experimentación. Puesto que no añadiremos demasiado sabor, el riesgo de errar es mínimo, y es mucho más emocionante improvisar combinaciones de frutas y aromas al gusto o siguiendo la inspiración que tengamos. Además podemos usar agua con gas si queremos que sea aún más veraniega y festiva, siempre que no lleve ningún añadido. Si se dejan infusionar toda la noche conseguiremos un mayor sabor; en ese caso conviene filtrar la mezcla antes de servir o de añadir nuevos ingredientes frescos para conseguir un agua más limpia.

Agua con frutas, vitaminas y colores

Aguas de verano

No me canso de decir que lo mejor del verano – o casi – es la cantidad de frutas de temporada que tenemos a nuestra disposición. Por sí solas ya son una gran fuente de hidratación, pero también podemos incorporarlas a nuestras aguas especiales. La clave está en emplear fruta en su punto, o incluso algo menos madura de lo que nos gustaría para comerla directamente, que no esté dañada y que sea de calidad, para que aporte su aroma al agua.

Lo interesante de aromatizar y decorar el agua con fruta fresca es el bonito efecto que crea aportando colores vivos y alegres, que hacen mucho más apetecible servirse un vaso, por eso buscamos fruta visualmente atractiva. Si ya esta muy madura tendrá un aspecto menos agradable a la vista y puede empezar a disolverse con el agua, así que mejor optar por piezas duras, firmes y sin golpes. Dependiendo de cada variedad podemos cortarla al gusto, buscando siempre el mejor efecto.

Por ejemplo, las frutas pequeñas como arándanos, frambuesas o cerezas se pueden dejar enteras, aunque en este último caso quizá nos interesará partirlas por la mitad y retirar los huesos para que tiñan con su color el agua, añadiendo más sabor. La fruta más grande se puede cortar en cubos como si fueran cubitos, por ejemplo la sandía, el melón o el melocotón, o también en rodajas y medias lunas. Incluo podemos ponernos artísticos y cortar formas con un cuchillo o usando cortadores de galletas, por ejemplo sacando estrellas y corazones de rodajas de piña o mango.

Infusionando el agua con té y otras hierbas

Aguas de verano

Si hablamos de infusiones de agua es imposible no pensar en el té y otras hierbas que solemos tomar bien calientes durante los meses fríos. En realidad estas bebidas siguen siendo recomendables en verano incluso en caliente, y de hecho así se sirven en los países más cálidos durante todo el año sin importar las temperaturas o cómo de cruel caliente el sol. Puede apetecer poco, pero las bebidas humeantes –a una temperatura razonable, ardiendo no es muy recomendable– pueden ayudar a combatir el calor.

En cualquier caso, podemos pasarnos al lado más fresco disfrutando del té y otras infusiones en frío. El ice tea es una de las bebidas frías más populares en Estados Unidos y en muchos otros países, donde compite con la limonada casera en las cocinas familiares. Es conveniente huir de las marcas comerciales porque están cargadísimas de azúcar y y edulcorantes, y mejor hacerlas nosotros mismos.

El té se puede utilizar al modo habitual, infusionando en caliente, o dejando que actúe en frío. En este último caso habrá que esperar al menos dos horas para que se liberen los aromas y propiedades de las hierbas en el agua, así se consigue un resultado más sutil y suave. Podemos jugar con la intensidad del aroma probando a añadir más o menos bolsitas o cucharadas de té, y luego combinarlo con frutas o verduras. El té verde, el blanco y el rojo son buenas opciones, pero también las infusiones de menta, hierbabuena, anís, hinojo, tomillo, romero, salvia, regaliz, albahaca o cilantro.

Añade flores y especias a tus aguas de verano

Aguas de verano

Las flores comestibles cada vez están más de moda en la cocina de diario de cualquier hogar, y son cada vez más fáciles de encontrar en cualquier comercio. Podemos usarlas también de cultivo propio, siempre que estemos seguros de que están bien limpias y libres de sustancias químicas. Las flores frescas o secas pueden añadir mucho aroma pero además quedan muy bonitas en el agua, especialmente si las congelamos dentro de los cubitos de hielo.

Entre las flores más comunes que podemos usar encontramos las rosas, el hibisco, el jazmín, la flor de saúco,la lavanda, las violetas, el azahar o incluso crisantemos, caléndulas y begonias. Si lo que buscas es el máximo sabor, deja las flores infusionando toda la noche, que es cuando liberan mucho más sus aromas, y trátalas siempre con delicadeza.

Además de flores podemos usar especias, siempre en su variedad entera sin moler. En este campo hay que ir con un poco más de cuidado para no pasarnos con la intensidad, ya que las especias son aromáticamente mucho más potentes, tal y como sabemos de usarlas en la cocina habitual. ¿Ejemplos? Canela en rama, cardamomo entero, clavos de olor, pimientas en grano, semillas de cilantro o de mostaza, vainilla en su vaina, anís estrellado, etc.

Hortalizas y verduras

Aguas de verano

También las verduras y hortalizas pueden ser un buen toque a nuestras aguas de verano, añadiendo color y vitaminas. Además dan un aspecto más saludable, aunque sea un poco postureo, ¿quién no recuerda las jarras de agua de pepino de gimnasios y centros de belleza que tanto popularizó el cine y la televisión? Lo cierto es que el pepino es una de las mejores opciones para añadir al agua, apenas incorpora sabor pero sí suma buenas propiedades y aguanta muy bien el remojo.

Las verduras más duras y resistentes son las mejores para sumergirlas en agua, como la zanahoria, mejor pelada un poco previamente, el apio, el hinojo o el pimiento. De hecho, los pimientos picantes como la guindilla o los jalapeños son un ingrediente muy popular en estas bebidas supuestamente por sus propiedades saludables, ya que suman mucha vitamina C y capsaicina. En cualquier caso, lo interesante es jugar con varios colores y formas.

Algunas ideas para empezar

Aguas de verano

Si necesitas inspiración para empezar a preparar tus aguas de verano aquí tienes algunas ideas de combinaciones de ingredientes para animarte a probar:

  • Limón, arándanos y menta.
  • Pomelo, lima, albaha y romero.
  • Sandía, melón cantalupo y hierbabuena.
  • Zanahoria, pepino, pera y salvia.
  • Piña, pepino, menta y jengibre.
  • Moras, frambuesas, naranja y lima.
  • Fresas, albahaca y limón.
  • Lavanda, naranja, melocotón y camomila.
  • Limón, granada, y romero o romillo.
  • Frambuesas, rosa y vainilla.
  • Nectarina, sandía y arándanos.
  • Limón, pimiento, jengibre y moras.

Recibir a los invitados en casa este verano con grandes y bonitas jarras o garrafas llenas de colores y aromas distintos os hará ganar puntos como anfitriones. Y recordad que sobre todo hay que mantenerse bien hidratado y nunca olvidarse de tomar a diario el agua que cada uno necesite. ¿Os animáis a preparar aguas de verano?

Fotos | iStock.com/a_namenko, iStock.com/margouillatphotos, iStock.com/Redphotographer, iStock.com/ferlistockphoto, iStock.com/sveta_zarzamora
En Directo al Paladar | 11 recetas con melón que te harán la boca agua
En Directo al Paladar | 49 recetas en las que el tomate es el protagonista

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos