Compartir
Publicidad

El tapón de corcho corre peligro

El tapón de corcho corre peligro
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Este objeto se ha convertido en algo insustituible dentro del mundo del vino, nos es más grato descorchar un buen vino que tenga su tapón de corcho, por lo menos en nuestro caso, que no esas nuevas alternativas que empiezan a llenar el mercado con promesas sobre la eliminación del olor a corcho en el vino.

La verdad es que hay una gran polémica sobre el uso de un tapón natural o sintético, éste último empezó siendo una ligera incursión en el mundo enológico, pero hoy en día ocupa una buena parte del mercado. Nos encontramos con tapones de plástico, de metal, de silicona… una gran cantidad de materiales que pueden acabar sustituyendo a nuestro tradicional corcho.

Hay voces en pro y en contra, los que están a favor de los tapones sintéticos argumentan que del tapón de corcho no se puede eliminar el TCA, el responsable del olor a moho y aunque últimamente se ha conseguido reducir sustancialmente ese característico olor, afirman que es mucho mejor utilizar tapones sintéticos. Nosotros, particularmente pensamos que el corcho es uno de los materiales que pueden garantizar la calidad del vino cuando su consumo no es inmediato, es más, no creemos que haya ningún material sintético que reúna todas las ventajas que nos ofrece el corcho.

Hay quien dice que el plástico se puede alterar al entrar en contacto con el vino, o que no cierra bien y se escapan los aromas, etc. Por el contrario, los fabricantes de este tipo de tapones argumentan que de los árboles que se extrae el corcho, puede infectarse de virus y otras enfermedades que no adoptarían los artificiales.

Aunque sólo fuera por la ceremonia de descorchar una botella, esperamos que el tapón de corcho no llegue a ser suplantado, ¿qué prefieres tú?.

Más información | Osamayor

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos