Compartir
Publicidad

Francia contra los alimentos transgénicos

Francia contra los alimentos transgénicos
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los cultivos transgénicos más utilizados en España es el maíz Mon 810, un producto desarrollado por la multinacional Monsanto de la que ya hemos hablado en varias ocasiones. El maíz en cuestión fue aprobado por la Unión Europea hace casi 10 años, ahora unos recientes estudios franceses muestran que este maíz impacta sobre el medio ambiente de forma negativa y se pone en duda su inocuidad en el organismo humano.

Francia ha prohibido el cultivo del maíz Mon 810 en su territorio al conocer que la dispersión del polen puede llegar a alcanzar grandes distancias, lo que produciría una contaminación genética en otras especies. El peligro de que el polen afecte a los cultivos calificados como ecológicos y libres de transgénicos es muy elevado, estos nuevos datos eran desconocidos antaño, al menos eso es lo que asegura el comité científico.

El estudio del Gobierno francés muestra un serio impacto ecológico, a largo plazo pueden aparecer efectos tóxicos en lombrices, mariposas y demás insectos, lógico es pensar que también puede afectar negativamente a la salud humana. El maíz Mon 810 se desarrolló alterando un gen para que pudiera resistir el ataque del denominado taladro. El transgénico es una planta a la que se le ha alterado un gen para que adquiera alguna característica nueva, en general la resistencia a una plaga. En este caso, el maíz produce una toxina que ataca al taladro, la plaga más común del maíz. En teoría, la modificación genética debería afectar exclusivamente a esta plaga, sin embargo, el hecho de que afecte a otros insectos hace sospechar que los humanos también sufriríamos sus efectos.

Sería cuestión de revisar todos aquellos alimentos desarrollados mediante modificación genética hace años, el maíz es sólo un ejemplo de los posibles errores que se han cometido con los alimentos transgénicos. Cada día nos concienciamos más y nos aseguramos de que en nuestra alimentación no se utilicen elementos transgénicos, algo realmente difícil si tenemos en cuenta la nueva normativa europea en la que se indica que es posible utilizar hasta un 0,9% de material transgénico en un producto ecológico y no informar al consumidor a través de la etiqueta.

Decir que este maíz se utiliza exclusivamente para la alimentación animal no nos convence, como ya sabemos, existen elementos que pueden pasar por toda la cadena alimentaria hasta instalarse en nuestro organismo, como pueden ser determinados pesticidas.

El ahorro que ofrecen los transgénicos en cuanto a pesticidas, superficie de cultivo o carburante, no compensa si afecta a la salud humana. Revisar todos aquellos cultivos transgénicos es primordial, quizás dentro de 10 o 20 años la sociedad se lamente de no haberlo hecho en su momento.

¿Hará lo mismo España, prohibirá por el momento su cultivo hasta certificar la seguridad en el organismo humano?

Vía | El País Más información | Premier Ministre Más información | Syngenta Más información | Monsanto En Directo al Paladar | Alimentos transgénicos ecológicos permitidos por la Unión Europea En Directo al Paladar | Prisas por comercializar alimentos biotecnológicos en Europa En Directo al Paladar | ¿Da la Unión Europea luz verde a alimentos transgénicos peligrosos?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos