Compartir
Publicidad
Publicidad

La industria agroalimentaria no quiere dejar de abrazar los productos fitosanitarios

La industria agroalimentaria no quiere dejar de abrazar los productos fitosanitarios
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer mismo hablábamos sobre los beneficios de los alimentos biológicos en los que no se utiliza ningún tipo de producto químico, abonos, plaguicidas, fungicidas, etc., hemos hablado de cómo crece la demanda de estos productos en Alemania a pesar de que puedan tener un coste más elevado.

Ahora conocemos una noticia que suscita polémica y mal ambiente en el sector de la agroalimentación, es por la nueva normativa de la Comisión Europea en la que se restringe el uso de los productos fitosanitarios, algo en lo que la industria agroalimentaria no está de acuerdo por las graves consecuencias que pueden sufrirse.

El Parlamento Europeo entiende que es necesario más control sobre estos productos utilizados en el sector alimentario, limitando o prohibiendo determinados químicos. Los empresarios de este sector no están de acuerdo e indican que ya existen suficientes controles y estudios científicos que avalan su uso, además, argumentan que gracias a ellos las cosechas son mejores al evitar determinadas enfermedades o plagas, tachando a estos químicos de medicinas necesarias para las plantas. Los empresarios argumentan que las producciones se reducirán con las consiguientes repercusiones en cantidad o precio. Es posible que para gozar de productos totalmente saludables sea necesario no utilizar ningún agente químico, para quienes abrazan la alimentación biológica es un gran paso. Pero habría que introducir un modelo reflexivo, el cambio climático es un hecho y las plagas y nuevas enfermedades también, combatirlas efectivamente será necesario y por el momento las únicas soluciones viables son los distintos productos fitosanitarios.

Lo más lógico sería realizar investigaciones para desarrollar nuevos productos más efectivos que gozaran del beneplácito de todos los organismos y por supuesto del consumidor, mientras tanto, quizá sería necesario mantener la utilización de los productos desarrollados hasta ahora, la verdad es que el problema puede ser realmente grave y nos podemos quedar sin frutas españolas pues los pocos cultivos obtenidos seguramente serían exportados.

La cultura biológica no casa con el cambio climático y menos cuando se interpone el beneficio económico, seguro que existen opciones pero ¿serán descartadas al no ser rentables?.

Vía | Terra Más información | AEPLA Más información | Parlamento Europeo En Directo al Paladar | Los consumidores alemanes valoran mucho los productos biológicos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos