Publicidad

Ni un pez por la borda: fuera descartes

6 comentarios

Publicidad

Publicidad

Desde que he aprendido el significado de la palabra descarte asociado a la pesca, me indigno cada vez que lo oigo. En este contexto, el término hace referencia a aquellas capturas de peces que, por su escaso valor comercial, por su talla o por razones estéticas son devueltos al mar, normalmente sin vida.

Me resulta casi imposible imaginar la magnitud real que debe alcanzar esta práctica, considerando todos los barcos pesqueros de Europa ¿De cuántos descartes estaríamos hablando? ¿Cuántos peces, aves marinas, tortugas, erizos, etc. son devueltos al mar tras ser atrapados? Qué gran impacto ecológico. Sólo en el Mar del Norte significa desaprovechar un millón de toneladas de peces comestibles al año.

La solución no es fácil. El proyecto de reforma de la Política Pesquera Común (PPC) de la U.E. recoge la eliminación de los descartes en 2013. Diversos grupos ecologistas han manifestado su conformidad con la prohibicion de los descartes, aunque señalan que dicha prohibición debe tener como objetivo evitar las capturas, no acabar siendo un sistema que favorezca la creación de nuevos mercados basados en juveniles, tallas ilegales, capturas fuera de cuotas, etc.

Ante la necesidad de terminar con el problema de la sobrepesca en aguas europeas, en enero de 2011 nació en el Reino Unido la campaña Fish Fight. Esta campaña, apoyada por celebridades de todo el mundo, despertó la indignación del público internacional. Gracias a ella, se puso de manifiesto que la reforma de la Política Pesquera Común es una oportunidad para restaurar las poblaciones de peces y acabar con la práctica de los descartes en aguas europeas.

Desde el pasado mes de mayo, Fish Fight tiene su versión española. Ni un pez por la borda, como se ha bautizado nuestra campaña, cuenta con el apoyo de nuestros mejores cocineros: Paco Roncero, Mario Sandoval, Ángel León, Joaquín Felipe y Darío Barrio presentaron la campaña al público en el madrileño mercado de San Miguel. Hasta la fecha ya se han recogido más de 800.000 firmas.

Me pregunto qué pasaría si la política de descartes se aplicara también a cerdos, vacas, conejos, pollos, etc. Si para recoger una cesta de setas tuvieramos que arrasar con medio bosque ¿Es un planteamiento exagerado? La ley europea cambia cada diez años, este es el momento de exigir acabar con los descartes. Yo ya he firmado.

Vía | Ni un pez por la borda
En Directo al Paladar | La historia detrás de un plato de sushi
En Directo al Paladar | Sello de pesca sostenible

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios