Publicidad

Crema ligera de fresas, mascarpone y yogur griego: receta sin horno

Crema ligera de fresas, mascarpone y yogur griego: receta sin horno
8 comentarios

Publicidad

Publicidad

Parece que por fin el calor ha venido para quedarse en el norte, así que aunque encienda el horno durante todo el año para hacer pan y bollería, hay días en los que apetece mucho más un postre fresco y dejar dicho electrodoméstico de lado. Esta receta de crema ligera de fresas, mascarpone y yogur griego, con una base de puré de fresa, es un ejemplo de postre frío perfecto, ya que es una receta fácil y sencilla que os encantará.

Podéis adaptar esta receta a cualquier otra fruta de verano que os guste, como cerezas, melocotones, albaricoques...La variedad es amplia, así que aprovechad la ocasión para no hacerla siempre del mismo modo y con la misma fruta. La base de puré podéis omitirla, pero el contraste de texturas queda muy rico.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Fresa 200 g
  • Azúcar 70 g
  • Queso mascarpone 100 g
  • Yogur griego natural 115 g
  • Yogur griego de fresa 125 g
  • Gelatina en láminas 1
  • Hojas de menta fresca o hierbabuena para adornar

Cómo hacer crema ligera de fresas, mascarpone y yogur griego

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 22 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 2 m
  • Reposo 1 h

Lavamos y limpiamos las fresas. Las troceamos y mezclamos con el azúcar. Dejamos reposar durante 15 minutos para que suelten su jugo. Hidratamos la hoja de gelatina neutra en agua fría durante cinco minutos. Trituramos con la batidora las fresas con el azúcar. Llevamos a ebullición en un cazo durante dos minutos la mitad del puré resultante, le agregamos la gelatina y vertemos en los vasos de presentación, cubriendo el fondo.

Refrigeramos hasta que cuaje. En un cuenco mezclamos el queso mascarpone con los dos tipos de yogur griego y la otra mitad del puré de fresas. Debemos hacerlo con cuidado y con movimientos suaves, para que la mezcla no se baje y quede muy líquida, así que cuidado. Repartimos con cuidado en los vasos de presentación y refrigeramos durante una hora más al menos, antes de servir.

Adornamos con hierbabuena picada. El punto del azúcar depende del dulzor de las fresas, así que igual tenéis que ajustarlo un poco, depende de cómo os guste de azucarado el postre y la calidad que tenga la fresa.

Crema ligera de fresas, mascarpone y yogur griego. Receta paso a paso

Con qué acompañar la crema ligera de fresas, mascarpone y yogur griego

Esta crema ligera de fresas, mascarpone y yogur griego es mejor tomarla fresquita, recién sacada del refrigerador, para que así tenga la consistencia deseada. Recomendamos presentarla con un unas hojitas de hierbabuena o menta picadas muy finamente. Las espolvoreamos por encima a la hora de presentar y esto hará que el postre sea todavía más fresco.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir