Compartir
Publicidad

Receta de tortilla de manzana

Receta de tortilla de manzana
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta receta de tortilla de manzana, se nos ocurrió en casa hace unos días, mientras estaba enredando mentalmente con la posibilidad de sustituir las patatas por las manzanas, en el tradicional plato de tortilla de patatas.

La idea era hacer un postre, pero que tuviera la apariencia de tortilla de patatas, por lo que me puse manos a la obra para preparar esta tortilla de manzana que ha tenido muy buen resultado tanto en presencia como en boca.

Ingredientes para 2 ó 3 personas

  • 2 manzanas (yo usé de la variedad Fuji), 2 huevos, 2 cucharadas de azúcar, 2 cucharaditas de canela, 70 gr de mantequilla y 100 ml de agua.

Cómo hacer la tortilla de manzana

Comenzamos pelando las manzanas y sacándoles el corazón. Después cortamos en gajos o rodajas finas, como si estuvieramos pelando y picando patatas para hacer una tortilla española. En una sartén puesta al fuego, colocamos la mantequilla y cuando se derrita añadimos la canela y las manzanas.

Removemos dos minutos dejando que las manzanas se impregnen bien y añadimos el agua (aproximadamente medio vaso) y dejamos que se vaya reduciendo mientras las manzanas se ablandan. Si queremos, podemos añadir también opcionalmente un chorreón de licor de manzanas, que aportará más aroma.

Una vez que las manzanas se ven tiernas, añadimos el azúcar, dejamos otro par de minutos y reservamos. Para cuajar nuestra tortilla, necesitamos batir un par de huevos, a los que no añadiremos sal, y seguidamente, los mezclamos en el bol con las manzanas que habíamos reservado.

Lo ponemos en una sartén pequeña, y basta con hacer la tortilla durante un par de minutos por cada lado, hasta que esté cuajada a nuestro gusto. A diferencia de las tortillas de patata, en que las prefiero poco hechas, en esta tortilla de manzanas me gusta que esté bien cuajada.

Tiempo de elaboración | 20 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

Esta receta de tortilla de manzanas puede tomarse caliente, templada, o fría, obteniendo en todos los casos un estupendo resultado. Hecha en caliente puede tomarse acompañada por una bola de helado por la cosa del contraste.

En Directo al Paladar | Manzanas asadas con mascarpone y piñones
En Directo al Paladar | Postres fáciles y rápidos XVI: Crêpes rellenas de crema de chocolate

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos