Rollos de canela clásicos o cinnamon rolls, la receta sueca que conquistó el mundo

Rollos de canela clásicos o cinnamon rolls, la receta sueca que conquistó el mundo
Sin comentarios
36 votos

Los rollos de canela o cinnamon rolls son unos bollitos con forma de espiral, rellenos de canela, azúcar y mantequilla. Originarios del norte de Europa, más concretamente en Suecia, los "kanelbulle" (como los llaman por allí) se elaboran desde los años 20.

En la segunda mitad del siglo XX, con la emigración de Suecia a Estados Unidos, la receta de los rollos de canela cruzó el charco y el continente entero cayó rendido a sus pies. Y de América al resto de continentes, algo que no es de extrañar, pues estos bocaditos son tiernos, aromáticos y muy ricos.

Hacerlos en casa lleva su tiempo porque la masa necesita dos levados, pero el proceso no es complicado. A cambio de la espera que requiere esta receta, además de un magnífico aroma a canela, obtenemos unos rollos esponjosos y suaves que se funden en la boca. Perfectos para la merienda.

Ingredientes

Para 8 unidades
  • Leche 125 ml
  • Azúcar 35 g
  • Levadura seca de panadería 3.5 g
  • Sal 2 g
  • Harina de fuerza 325 g
  • Huevo L 1
  • Mantequilla (para el relleno) 65 g
  • Azúcar moreno (para el relleno) 50 g
  • Canela molida (para el relleno) 10 g
  • Azúcar perlado 30 g
  • Azúcar glasé (para el glaseado) 75 g
  • Agua (para el glaseado) 20 g

Cómo hacer rollos de canela clásicos o cinnamon rolls

Dificultad: Media
  • Tiempo total 55 m
  • Elaboración 30 m
  • Cocción 25 m
  • Reposo 3 h

En el recipiente de la amasadora mezclamos la harina y la sal. Calentamos ligeramente la leche y le añadimos el azúcar y la levadura. Removemos para integrar. Lo añadimos al recipiente con la harina y la sal junto con el huevo y mezclamos para integrar.

Por último añadimos 50 gramos de la mantequilla (el resto lo reservamos para el relleno), a temperatura ambiente, y amasamos durante unos 12-14 minutos o hasta que la masa esté suave, sedosa y todos los ingredientes estén integrados.

Pasamos la masa a un recipiente engrasado, lo cubrimos con un trapo de cocina y dejamos que leve hasta duplicar su volumen. Esto dependerá de la temperatura ambiente, a nosotros nos ha llevado un par de horas.

paso a paso rollos de canela

Pasado este tiempo presionamos la masa con el puño para desgasificar, hacemos con ella una bola y la transferimos a una lámina de papel sulfurizado. Estiramos con ayuda de un rodillo, dándole forma de rectángulo.

Fundimos los 15 gramos de mantequilla restantes y los mezclamos con el azúcar moreno y la canela molida. Extendemos la pasta resultante por encima de la masa y enrollamos formando un cilindro. Es una masa muy blanda, así que hay que manejarla con suavidad.

Con un cuchillo afilado cortamos el cilindro en ocho porciones y las colocamos dentro de un molde cuadrado o rectangular previamente engrasado con una fina capa de aceite. Tapamos el molde de nuevo y dejamos levar una hora más o hasta que aumenten bastante en volumen.

Repartimos el azúcar perlado por encima de los rollos y metemos el molde en el horno, precalentado a 175 ºC con calor arriba y abajo, donde los cocemos durante 25-30 minutos. Cuando estén dorados los sacamos y los dejamos atemperar.

Ahora solo queda preparar el glaseado y, para ello, tamizamos el azúcar glasé y le añadimos el agua poco a poco, removiendo después de cada añadido. Cuando hayamos obtenido una consistencia espesa, pero que se pueda extender, añadimos el glaseado por encima de los rollos de canela y listos para consumir.

36 votos

Con qué acompañar los rollos de canela clásicos o cinnamon rolls

Perfectos para merendar o desayunar, estos rollos de canela casan a la perfección con un café con leche, un té, un chocolate caliente o un simple vaso de leche. Resulta difícil comer solo uno, así que es mejor atacarlos con apetito.

En Directo al paladar | Bollería de siempre: tortell de cabello de ángel de Rocío Arroyo
En Directo al paladar | Cómo hacer donuts caseros (para una merienda o desayuno redondos)

Temas
Inicio