Compartir
Publicidad

Tarta helada de café, el postre más fácil y delicioso aunque no seáis muy cafeteros

Tarta helada de café, el postre más fácil y delicioso aunque no seáis muy cafeteros
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ahora que llega el buen tiempo empiezan a apetecer postres helados que nos refresquen y dejen con buen sabor de boca. Esta tarta helada de café cumple con todas las condiciones, y además podréis hacerla con antelación para no agobiaros con preparaciones de último momento.

Os explicamos cómo hacerla con y sin Thermomix, veréis que en ambos casos los pasos a seguir son muy sencillos, así que aunque no seáis unos expertos reposteros triunfaréis con este delicioso postre. Si queréis que os salga una tarta más pequeña solo tenéis que usar un molde de un diámetro menor, por ejemplo de 20 cm, será más alta pero así tocará a más helado por cabeza.

Ingredientes

Para 8 personas
  • Almendras (para la masa) 100 g
  • Galletas tipo Digestive (para la masa) 100
  • Azúcar moreno (para la masa) 30 g
  • Cacao en polvo (para la masa) 10 g
  • Mantequilla fría (para la masa) 30
  • Brandy (para la masa) 1 cucharada
  • Nata líquida 35% MG (para el relleno) 400 g
  • Leche (para el relleno) 150 g
  • Azúcar (para el relleno) 150 g
  • Café soluble (para el relleno) 10 g
  • Yemas de huevo (para el relleno) 3
  • Fideos de chocolate (para decorar)

Cómo hacer tarta helada de café

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 20 m
  • Elaboración 20 m
  • Reposo 8 h

Empezamos haciendo la masa que servirá de base a la tarta. Para ello trituramos los ingredientes de esta hasta pulverizarlos. Si usamos la Thermomix, 20 seg/vel 6. Cubrimos con esta mezcla la base y parte de las paredes de un molde desmontable de 24 cm de diámetro. Reservamos en la nevera.

Para hacer el relleno helado, montamos la nata que deberá estar muy fría. Si usamos Thermomix, ponemos la mariposa en las cuchillas y ponemos a velocidad 3,5 sin tiempo, hasta que la nata esté montada. La reservamos en un bol dentro de la nevera.

Ponemos la leche, el café soluble y el azúcar en un cazo y los calentamos a fuego lento. Añadimos las yemas batidas y removemos hasta formar una crema. Si usamos Thermomix, con la mariposa en las cuchillas, ponemos la leche y el azúcar en el vaso y programamos 4 min/90ºC/vel 2. Añadimos el café soluble y mezclamos 10 seg/vel 4. Programamos 30 seg/vel 3 y vamos añadiendo las yemas de una en una. Por último programamos 3 min/90ºC/vel 4.

Vertemos esta crema en un bol y la dejamos enfriar bien. Añadimos la nata montada que tenemos reservada y mezclamos con movimientos envolventes. Vertemos sobre la masa y congelamos toda la noche. Antes de servir, desmoldamos la tarta y decoramos con los fideos de chocolate.

Paso A Paso

Con qué acompañar esta tarta helada de café

Por supuesto, si servís esta tarta helada de café como postre estará deliciosa acompañada de un café (cortado o no), pero si no sois lo suficientemente cafeteros, os aconsejamos servirlo con nata montada. ¡Quedaréis como unos expertos reposteros!

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio