Compartir
Publicidad
Publicidad

Arroz meloso con carrilleras. Receta

Arroz meloso con carrilleras. Receta
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy para comer en casa teníamos previsto hacer unas carrilleras de cerdo al horno. Pero comoquiera que en el último momento nos ha apetecido más algo a base de arroz, hemos decidido probar un plato nuevo para nosotros: Arroz meloso con carrilleras.

Vean.

Los ingredientes (para 2 personas)

300 gr. de arroz (Carnaroli), 2 carrilleras de cerdo, unos huesos de la espinada, 1 tomate, 1 cebolla, 5 zanahorias, 1 puerro, 2 dientes de ajo, 150 cl. de vino tinto, sal, pimienta y aceite de oliva virgen extra (AOVE).

La preparación

Primero debemos deshuesar las carrilleras. Para ello, con un buen cuchillo, sacamos la parte de arriba en una sola pieza e intentamos sacar algún trozo de carne más o menos compacto de la cara interior. Una vez tenemos la carne sin hueso la cortamos a trozos regulares de unos 2 cm. de lado.

Seguimos la elaboración preparando un buen caldo con los huesos de la espinada que hemos comprado para la ocasión, más los huesos de las carrilleras (con toda la carne que no hemos sacado), y las verduras: 1 tomate, 1 cebolla y unos granos de pimienta negra. Todo esto lo dejamos hervir en abundante agua durante unas dos horas. Al final, rectificamos de sal.

Para el arroz, sofreímos los trozos de carne en aceite de oliva y reservamos. Seguidamente preparamos un sofrito a base de puerro, zanahoria y ajo. Le volvemos a añadir la carne y le ponemos el arroz. Dejamos unos minutos y le ponemos el vino tinto. Una vez evaporado el alcohol y bien mezclados los ingredientes le añadimos el caldo bien colado. Unas dos partes y media de caldo por parte de arroz, pues queremos que quede un poco caldoso.

Ya solo nos queda dejar cocer al gusto (unos 15 minutos) y emplatar.

Arroz meloso con carrilleras. Collage

La degustación

La carne grasa de las carrilleras junto con el sabor que le ha aportado el vino tinto ha convertido este arroz en un plato con una textura bien suave y melosa. El vino que hemos utilizado para cocinar ha sido en esta ocasión una garnacha de Navarra de Bodegas Artadi: Artazuri 2006. Un vino joven y corpulento que tanto ha servido para dar complejidad al plato como para maridar perfectamente con él, luego en la mesa. ¿Qué más se puede pedir?

En Directo al Paladar | Bodegas y Viñedos Artazu: Artazuri 2005 En Directo al Paladar | Otro risotto de Otoño, con setas y calabaza

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos