Compartir
Publicidad
Publicidad

Chupito de pimientos de piquillo con brochetas de langostino al parmesano. Receta

Chupito de pimientos de piquillo con brochetas de langostino al parmesano. Receta
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los aperitivos están tomando cada vez más importancia gastronómica, tanto si vas a un restaurante, como en casa a la hora de tomar un vermú o bien como entrantes para una comida. Es una forma de ir picando algo antes de los platos principales, pero que puede ser más original y creativa que servir unas aceitunas o patatas fritas. En este caso proponemos un chupito de crema de pimientos piquillo con brochetas de langostino al parmesano.

Ingredientes (para 8 chupitos): ½ bote de pimientos de piquillo, ½ tarrina de queso Philadelphia, ¼ litro de caldo de verduras, 2 ajos, brandy, aceite de oliva virgen extra, pimentón ahumado de La Vera, cebollino picado, 8 langostinos, queso parmesano y brochetas de madera o metal..

Elaboración: Primero prepararemos la crema de pimientos poniendo 3 o 4 cucharadas de aceite de oliva en una olla y friendo los dos ajos después de laminarlos. Una vez que estén dorados, añadiremos los pimientos de piquillo y dejaremos que se confiten en el aceite durante unos 10 min. a fuego suave.

Pasado ese tiempo añadiremos un chorrito de brandy y dejaremos evaporar el alcohol, para añadir posteriormente el queso Philadelphia (puede ser queso mascarpone o yogur griego). Removemos bien la mezcla y añadimos el caldo de verduras caliente, para que no frene la cocción. Dejamos cocinar destapado a fuego moderado durante aproximadamente media hora. Una vez transcurrido ese tiempo retiramos del fuego y dejamos enfriar. Una vez fría la crema, le pasamos la batidora hasta obtener un crema lo más fina posible. Es recomendable guardarla en la nevera para que se mantenga fresca a la hora de servir.

Mientras preparamos las brochetas de langostino al parmesano. Previamente rallamos el queso parmesano (si lo hacemos con Microplane® quedarán unas virutas mucho más finas) y lo ponemos sobre un Silpat® o una lámina de papel vegetal. Lo introducimos al horno a fuego suave, unos 80ºC durante unos 30 o 45 min., dependiendo de la cantidad. El objetivo es que se quede tostado y si al hacerlo se ha quedado el queso compacto, le pasaremos el rodillo por encima para que se pulverice.

Langostino con parmesano

Una vez conseguido el polvo de parmesano tostado, pelamos los langostinos, los embrochetamos y los rebozamos con las virutas de queso. Calentamos un poco de aceite en una sartén, freímos los langostinos ligeramente y reservamos.

Presentamos colocando la brocheta de langostino en un vaso de chupito, ponemos la cantidad necesaria de crema de pimientos para cubrir y encima ponemos unas gotas de aceite con pimentón ahumado y un poco de cebollino picado. Se sirve frío y está delicioso acompañado de un vino blanco o vermú.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos