Compartir
Publicidad

Mermelada de higos, la receta más fácil y básica (para tunear al gusto)

Mermelada de higos, la receta más fácil y básica (para tunear al gusto)
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando se trata de mermeladas un mundo amplio, interesante y sabroso se presenta ante nuestros ojos. Hace años el panorama se reducía a un puñado de recetas básicas, mermelada de fresas, de albaricoques, de ciruelas y poco más. Afortunadamente hemos evolucionado e incorporado nuevos sabores como la mermelada de higos, cuya receta básica ocupa un lugar importante en nuestro recetario.

Hoy en día encontramos mermeladas que habrían resultado impensables hace un tiempo, como la de tomate y albahaca, la de vino tinto o la de moras con semillas de chía, y combinaciones de sabores que nos habrían hecho llevar las manos a la cabeza. El uso de hierbas, especias, licores y frutos secos potencia y engrandece cualquier mermelada, pero para poder jugar con nuevos sabores, es necesario controlar antes las recetas básicas. Por eso hoy os mostramos cómo elaborar la mermelada básica de higos, una receta fácil que podréis tunear al gusto.

Ingredientes

Para personas
  • Higos 500 g
  • Agua 150 ml
  • Azúcar especial para mermelada 200 g

Cómo hacer mermelada básica de higos

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 35 m
  • Elaboración 5 m
  • Cocción 30 m

Lavamos bien los higos y retiramos los rabitos. Cortamos en cuartos y colocamos en una cacerola de base gruesa. Vertemos el agua en la cacerola y llevamos al fuego donde cocemos a fuego medio durante 15 minutos. Añadimos el azúcar y cocemos durante 15 minutos más, removiendo de vez en cuando para que los higos no se peguen a la base.

A tener en cuenta

  • Con esta cantidad obtenemos dos botes de mermelada de higos.

  • Para que aguante en buen estado, la hemos de conservar en la nevera y consumirla en el plazo de un mes aproximadamente. También podemos envasarla al vacío en botes esterilizados siguiendo estas indicaciones, nos durará meses y sin necesidad de conservar en la nevera.

  • Esta es una mermelada en la que los trozos de higo están presentes, aunque se rompen ligeramente con la cocción. Si queremos una mermelada sin trozos podemos triturar los higos antes de cocerlos o aplastarlos durante la cocción al tiempo que removemos.

  • En caso de no encontrar azúcar especial para mermelada (que hemos usado porque es muy cómodo, lleva pectina incorporada y ayuda a gelatinizar), podemos usar azúcar común, añadir el zumo de un limón junto con el agua y aumentar unos minutos el tiempo de cocción.

Paso A Paso Mermelada De Higos

Con qué acompañar la mermelada de higos

Al igual que ocurre con el resto, la mermelada de higos es perfecta para untar sobre unas tostadas de buen pan a la hora del desayuno o la merienda. Sin embargo su uso se puede ampliar a acompañar tablas de quesos, de patés, platos de carnes blancas, foie o servir como relleno de tartas, pasteles, magdalenas, helados y mucho más.

En Directo al Paladar | Mermelada de moras silvestres: receta tradicional
En Directo al Paladar | Mermelada de naranja amarga, el desayuno tradicional británico

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio