Compartir
Publicidad

Pizza blanca. Receta para no caer en la rutina

Pizza blanca. Receta para no caer en la rutina
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Estáis cansados de tomar la pizza siempre con tomate? si vuestra respuesta es sí, hoy os traigo una receta que os puede venir muy bien para variar vuestro menú, la pizza blanca. Una pizza sin tomate, ni carne, ni pimientos, pero llena de sabor y personalidad gracias al conjunto de quesos que lleva.

Os recomiendo que hagáis una masa casera para disfrutar esta pizza a tope, pues esta versión necesita de una buena base y no simplemente de una masa precocinada. Aunque pueda parecer complicado, la masa casera de pizza es muy sencilla y no supone un gran trabajo, sin embargo mejora mucho el resultado.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Harina de trigo 400 g
  • Agua 200 ml
  • Aceite de oliva virgen extra 50 ml
  • Levadura seca de panadería cucharadas rasas 1
  • Azúcar cucharadita 1
  • Sal 8 g
  • Queso Mozzarella 200
  • Queso ricotta 200 g
  • Queso de cabra 125 g
  • Diente de ajo 2
  • Albahaca fresca, al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra al gusto
  • Sal y pimienta al gusto

Cómo hacer pizza blanca

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 55 m
  • Elaboración 30 m
  • Cocción 25 m
  • Reposo 1 h 15 m

Comenzaremos preparando nuestra masa casera de pizza. Para ello en un bol echamos el agua templada y el aceite, la levadura seca y el azúcar. Removemos con unas varillas y dejamos diez minutos para comprobar que la levadura hace espuma y funciona correctamente.

Entonces vamos añadiendo la harina con la sal y amasando con las manos hasta lograr una masa elástica y que no se pegue. La dejamos en un recipiente en un lugar templado una hora para que leve. Cuando pase el tiempo desgasificamos y la estiramos encima de una bandeja de horno o piedra de pizza, aún crecerá todavía un poco mientras que se prepara el relleno. Precalentamos el horno a 220 grados con calor por abajo.

En un bol ponemos el queso ricotta con el ajo picadito, salamos ligeramente, y lo aplastamos bien con el ajo para hacer una crema. Extendemos esta mezcla por encima de la masa de pizza. Seguidamente desmenuzamos el queso mozzarella por encima, añadimos pimienta y horneamos durante 30 minutos.

Una vez fuera del horno, desmenuzamos el rulo de cabra y añadimos la albahaca fresca. Servimos rápidamente.

Pizza Blanca Coll

Con qué acompañar la pizza blanca

Esta pizza blanca no os va a defraudar, sobre todo a los más queseros, que no echaran de menos para nada los ingredientes más clásicos. Acompañadla de una ensalada y tendréis una rica cena.

En Directo al Paladar | ¿De verdad que todo puede convertirse en pizza?
En Directo al Paladar | Pizza en cinco minutos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos