Compartir
Publicidad

Tarta salada de yogur y queso de cabra con tomatitos: receta fácil para compartir

Tarta salada de yogur y queso de cabra con tomatitos: receta fácil para compartir
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando era niña, mi padre rara vez comía en casa pero volvía del trabajo con un hambre atroz para la cena, y mi madre procuraba preparar algo al mediodía que le estuviera esperando para la noche. Si no tenía ganas de complicarse optaba por una tarta salada con base de hojaldre, pero estoy segura de que si hubieran conocido la filo o brick les hubiera encantado probar esta tarta salada de yogur y queso de cabra con tomatitos.

La leche de cabra tiene menos lactosa que la de vaca y por eso en mi nevera solemos tenemos siempre queso de este simpático animal. Cuando vi la receta supe que tenía que probarla, aunque preferí usar una base de finas láminas crujientes de masa filo. Suelen ser hojas rectangulares, así que sólo hay que recortarlas un poco con un tamaño algo mayor al molde de la tarta que vayamos a usar, o buscar una alternativa redonda para que ya la receta sea facilísima.

tomillo fresco, unos 10-15 tomatitos (depende del tamaño y del gusto), aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta negra.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Pasta brick o filo 5
  • Yogur griego natural 150 g
  • Queso de cabra de rulo 100 g
  • Queso de cabra curado rallado 10 g
  • Huevo L 1
  • Ajo granulado al gusto
  • Pimentón dulce media cucharadita
  • Tomillo fresco al gusto
  • Tomate cherry 15
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Cómo hacer tarta salada de yogur y queso de cabra con tomatitos

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 40 m

Precalentar el horno a 180ºC. Batir en un cuenco el yogur natural escurrido con el queso de rulo de cabra desmenuzado, el queso rallado y el huevo. Añadir el ajo, pimentón, un poco de tomillo, sal y pimienta negra al gusto. Reservar mientras preparamos el molde.

Engrasar el fondo de un molde de tarta de unos 20 cm de diámetro con aceite de oliva. Colocar una hoja de pasta filo o brick y pintar con aceite. Superponer el resto de hojas de masa, pintando con aceite cada una de ellas. Si usamos hojas cuadradas tendremos que recortar los bordes que sobresalgan.

Llenar con la masa de yogur y queso, rompiendo las burbujitas que puedan haberse formado. Lavar bien los tomatitos y distribuir por encima. Añadir un poco de aceite de oliva, tomillo y un golpe de pimienta negra. Hornear durante unos 40 minutos, o hasta que al pinchar el relleno con un palillo salga limpio.

Tarta Salada con Queso de cabra

Con qué acompañar la tarta salada de yogur

La tarta salada de yogur y queso de cabra se puede tomar templada, reposada un poco del horno, o a temperatura ambiente. Aguanta bien si se guarda tapada en la nevera – o fuera en la cocina, ahora que hace ya más fresco, durante unas horas -, aunque la masa se reblandece un poco. Es saciante pero suave y no resulta nada pesada.

En Directo al Paladar | Flatbread o pan plano crujiente de patata, Gruyère y crema agria. Receta fácil y rápida
En Directo al Paladar | Quiche de salmón y puerros. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio