Compartir
Publicidad

Cómo hacer tartiflette, el popular pastel de patata, beicon y queso francés

Cómo hacer tartiflette, el popular pastel de patata, beicon  y queso francés
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Originariamente la tartiflette es una receta francesa de la zona de Saboya. Fue creada en 1980 y divulgada por el sindicato interprofesional del queso reblochon con el objetivo de promover el consumo de este queso. Hoy en día se ha convertido en una receta popular a lo largo y ancho del país y también fuera de él. Y es que ¿a quién no le gusta un pastel de patata, beicon y queso?

Nuestra versión del tartiflette no lleva queso reblochon sino queso brie, que nos ha resultado más fácil de encontrar. El sabor del reblochon es más punzante y marcado, así que si lo encontráis no dudéis en haceros con él para preparar la auténtica tartiflette.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Patata 700 g
  • Cebolla tierna 2
  • Nata líquida 200 ml
  • Bacon ahumado en lonchas 250 g
  • Vino blanco 100 ml
  • Queso Brie o Reblochon 250 g
  • Mantequilla 25 g
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Cómo hacer tartiflette

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h 20 m
  • Elaboración 50 m
  • Cocción 30 m

Cocemos las patatas enteras y sin pelar en abundante agua con sal. Cuando estén casi tiernas las retiramos del agua. Dejamos atemperar unos minutos antes de pelar y trocear en láminas, cuadraditos o al gusto. Las depositamos en un recipiente hondo. Pelamos y picamos finamente las cebollas, las agregamos al recipiente con las patatas. Removemos con cuidado y agregamos el vino blanco.

Cortamos las lonchas de beicon en tiras y doramos en una sartén. Lo añadimos a la mezcla de patata, cebolla y vino. Retiramos la corteza del queso y cortamos en tiras finas. Engrasamos un molde de horno con mantequilla y montamos la tartiflette, alternando capas de la mezcla de patata, sal y pimienta, queso y nata liquida. Cocemos en el horno, precalentado a 180ºC con calor arriba y abajo durante 20-30 minutos o hasta que la superficie esté dorada.

Con qué acompañar la tartiflette

Como mejor está la tartiflette es recién salida del horno y después de unos minutos de reposo. Al llevar bacón es un plato bastante completo, por lo que una ensalada verde puede ser un buen acompañamiento o alguna otra elaboración ligera. Una copa de vino, tinto o blanco, le va de maravilla.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio