Compartir
Publicidad

Ternera guisada con espárragos

Ternera guisada con espárragos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Seguro que más de un lector se frota las manos con la idea de ir a recolectar al campo los espárragos trigueros. Nosotros somos aficionados al sabor de los espárragos silvestres, no a los que podemos comprar en el mercado, ya que el sabor que confieren los silvestres es muy superior.

Con la inminente llegada de la temporada de los espárragos trigueros, os proponemos elaborar una ternera guisada con espárragos con la que vuestros comensales agradecerán la labor ejercida en la cocina. Es una receta muy fácil de elaborar e ideal para un día festivo.

Los ingredientes 3/4 de kilo de ternera para guiso (troceada en dados grandes), 600 gramos de espárragos trigueros, 1 taza de harina, 2 ramitas de tomillo, 2 vasos de caldo de carne, ½ vaso de vino blanco para cocina, 2 cebollas pequeñas, unos granos de pimienta rosa, aceite y sal. La preparación Limpia los espárragos bajo el grifo con agua fría y corta la parte inferior más dura para eliminarla. Corta los espárragos por la mitad reservando la parte inferior y el resto trocéalo en pequeños trozos. Dispón la harina en un plato, sala la carne y enharínala.

Pela y pica las cebollas, seguidamente sofríelas en una sartén grande con un poco de aceite. Cuando veas que empiezan a dorarse añade la carne y dora todo el conjunto removiendo continuamente hasta que la ternera coja color por todos los lados.

Añade a la sartén los trocitos de espárragos y pasado un minuto riega el contenido de la sartén con el vino. Prosigue la cocción hasta que veas que el vino prácticamente se ha evaporado, entonces añade el caldo que previamente habrás calentado y cuece unos 60 minutos a fuego lento y con la sartén tapada.

Ahora añade las mitades de espárragos que reservaste cortadas longitudinalmente, las dos ramitas de tomillo, la pimienta, remueve todo el conjunto y prosigue unos 12 minutos más la cocción. Prueba el guiso por si fuera necesario rectificar de sal.

La degustación Recuerda servir el plato bien caliente, acompaña con unas rebanadas de pan de payés tostado y si gustas, frotado con un diente de ajo. Es un plato consistente, saludable y rico. ¡Que aproveche!

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos