Tarta de San Prudencio, receta tradicional de Vitoria (con y sin Thermomix)

Tarta de San Prudencio, receta tradicional de Vitoria (con y sin Thermomix)
3 comentarios
19 votos

Con esta receta de tarta de San Prudencio descubrimos otro postre tradicional de nuestra gastronomía. En concreto, esta tarta es típica de Vitoria y ya de toda Álava, pues recibe el nombre en honor de su patrón, que se celebra el 28 de abril. En estos días llena los escaparates de las pastelerías, pero también es fácil de preparar en casa.

Os la recomiendo porque está realmente deliciosa. La preparé con Thermomix, lo cual facilita bastante el trabajo, pero para los que no dispongáis de este robot de cocina, podéis prepararla igualmente pues es muy sencilla. Un bizcocho esponjoso relleno de nata montada y con una capa superior de crema de trufa. Espectacular.

Ingredientes

Para 8 personas
  • Huevos (para el bizcocho) 4
  • Azúcar (para el bizcocho) 120 g
  • Azúcar vainillado (para el bizcocho) 5 g
  • Harina de repostería (para el bizcocho) 120 g
  • Sal un pellizco (para el bizcocho)
  • Levadura química (para el bizcocho) 15 g
  • Nata líquida para montar (para la crema de trufa) 500 g
  • Azúcar (para la crema de trufa) 60 g
  • Chocolate fondant (para la crema de trufa) 100 g
  • Nata líquida para montar (para la nata montada) 500 g
  • Azúcar (para la nata montada) 60 g
  • Crema de orujo o licor Marc de Cava (para el montaje) 100 g
  • Cacao en polvo 2 cucharadas (para el montaje)

Cómo hacer tarta de San Prudencio

Dificultad: Media
  • Tiempo total 1 h 10 m
  • Elaboración 45 m
  • Cocción 25 m
  • Reposo 8 h

Empezamos haciendo la crema de trufa. Ponemos en el vaso la nata y el azúcar y programamos 6 min/90ºC/vel 2. Añadimos el chocolate y mezclamos 30 seg/vel 3, hasta que el chocolate esté fundido. Lo ponemos en un bol, lo dejamos enfriar y lo reservamos en el frigorífico.

Seguimos preparando el bizcocho genovés. En el vaso limpio, ponemos la mariposa en las cuchillas y ponemos los huevos, el azúcar, el azúcar avainillado y programamos 6 min/40ºC/vel 4, y a continuación, programamos 6 min/vel 4 (sin temperatura).

Abrimos la tapa y añadimos la harina, la levadura y la sal alrededor de la mariposa. Cerramos y programamos 4 seg/vel 3. Retiramos la mariposa y, con la espátula, terminamos de envolver la mezcla con cuidado. Vertemos la masa en un molde de 22 cm engrasado y horneamos unos 20-25 minutos a horno precalentado a 180ºC.

Lavamos el vaso y la mariposa. Colocamos la mariposa en las cuchillas, vertemos la nata bien fría, el azúcar y programamos velocidad 3 sin programar tiempo, hasta que la nata esté montada. Hay que vigilarla por el bocal mientras se monta, para que no se corte. Vertemos en un bol y reservamos en la nevera.

Sin lavar el vaso y con la mariposa en las cuchillas, vertemos la crema de trufa reservada (tiene que estar bien fría) y programamos velocidad 3 sin programar tiempo, hasta que la trufa esté montada. Hay que vigilarla por el bocal mientras se monta, para que no se corte. La vertemos en un bol y la reservamos en la nevera.

pasoapaso

Para su elaboración sin Thermomix, simplemente elaboramos de forma tradicional un bizcocho genovés básico con batidora de varillas, una crema de trufa y montamos la nata muy fría.

Cortamos el bizcocho por la mitad en dos discos. Forramos con film transparente un aro de repostería lo suficientemente grande y lo colocamos en la bandeja donde vayamos a servir la tarta. Introducimos dentro del aro el disco inferior del bizcocho, lo humedecemos con un poco de licor, vertemos encima la nata montada y alisamos con una espátula.

Colocamos el otro disco encima y regamos con el licor. Vertemos encima la crema de trufa. Alisamos con la espátula y espolvoreamos con el cacao puro en polvo. Reservamos en la nevera toda la noche, para que se ponga firme. Retiramos el aro del molde y servimos.

19 votos

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Con qué acompañar la tarta de San Prudencio

Mientras preparaba esta tarta de San Prudencio pensaba que, tal vez, la íbamos a encontrar un poco empalagosa, pero nada más alejado de la realidad. Es un postre perfecto para disfrutar en honor al santo en su día, pero también para poner la guinda dulce a cualquier ocasión. No necesita nada más que un café, té o copita de vino o licor dulce para acompañar.

En Directo al Paladar | Tarta especial de piña, crema y nata. Receta
En Directo al Paladar | Magdalenas de nata. Receta

Temas
Inicio