Publicidad

Chips de plátano macho o chifles: receta latinoamericana para un aperitivo súper fácil

Chips de plátano macho o chifles: receta latinoamericana para un aperitivo súper fácil
1 comentario
18 votos

Conocemos como plátanos o bananas a las frutas de dos árboles trópicales, Musa acuminata y Musa balbisiana, que producen decenas de variedades de frutas, con distintos usos culinarios en todo el mundo.

En España, el plátano que encontramos en las fruterías como tal (venga de Canarias o de Centroamérica), pertenece a la variedad Musa paradisiaca: la fruta dulce y carnosa que todos conocemos. Pero de un tiempo a esta parte es habitual ver en las fruterias otras variedades más grandes, verdes o amarillas, que se conocen como "plátano macho".

Estos plátanos, de la variedad Musa balbisiana, se usan para cocinar en gran parte de Latinoamérica, en multitud de elaboraciones y se consumen en dos estados de maduración: totalmente verdes o amarillos, con grandes manchas negras.

Platano Macho Verde

Para la receta que hoy nos ocupa, un aperitivo súper popular en los paises intertropicales de América Latina, se utilizan plátanos machos verdes que encontramos ya en todo tipo de fruterias e, incluso, grandes superficies. Con ellos, se elaboran unos chips crujientes, que recuerdan a nuestras patatas fritas "de bolsa", y que reciben múltiples nombres: platanitos, chifles, mariquitas, chicharritas... Su elaboración no tiene ningún misterio y están buenísimos.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Plátano macho 2
  • Aceite de oliva o girasol
  • Sal

Cómo hacer chips de plátano macho

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 9 m
  • Elaboración 5 m
  • Cocción 4 m

La única dificultad de esta receta, si es que podemos clasificarla como tal, reside en cortar los plátanos en láminas lo suficientemente estrechas para que queden crujientes, pero no tanto como para que pierdan todo su sabor. Para ello, lo ideal es lograr láminas uniformes de entre uno y dos milímetros. Los chifles se pueden hacer cortando el plátano de forma transversal o longitudinal. Nosotros preferimos cortarlos de forma longitudinal, que es algo más complicado, pero permite obtener chips alargados, ideales para mojar en salsas.

Para ello lo primero que debemos hacer es pelar el plátano. Después, lo partimos por la mitad. Y ahora, con ayuda de una mandolina o un cuchillo afilado, cortamos láminas transversales, procurando que tengan el mismo grosor, lo que permitirán que se frían de forma uniforme.

Collage Chips Platano

Una vez listas, calentamos abundante aceite vegetal en una sartén (podemos usar oliva o girasol a nuestro gusto) y, cuando esté bien caliente, a entre 180 y 200º C, freímos las láminas de plato por tandas. Les vamos dando la vuelta a mitad de la cocción y, con ayuda de una espumadera, retiramos cuando adquieran un tono dorado intenso, lo que llevará unos cuatro minutos.

Para que los chips no queden muy grasientos, los depositamos sobre papel de cocina, o, mejor, sobre una rejilla antes de condimentarlos al gusto y servirlos.

18 votos

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Con qué acompañar los chips de plátano macho

Los chifles o platanitos se consumen en Latinoamérica igual que aquí los chips de patatas fritas, pero tienen un sabor más neutro, por lo que son ideales para dipear, acompañando a un guacamole o alguna salsa picante, como este adobo de chile verde. También van genial como guarnición, convenientemente aderezados con sal, pimienta negra, lima y, si nos gusta el picante, un poco de chile en polvo.

En Directo al Paladar | Cómo hacer totopos o nachos caseros: receta mexicana
En Directo al Paladar | Cómo hacer las mejores patatas fritas del mundo mundial

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio