Publicidad

Receta de berenjenas rebozadas rellenas de sobrasada, una extraña pareja que funciona de fábula

Receta de berenjenas rebozadas rellenas de sobrasada, una extraña pareja que funciona de fábula
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Esta es la primera vez que combinaba dos ingredientes tan dispares como la sobrasada con la berenjena y me ha encantado la mezcla de sabores. Si queréis preparar un aperitivo fácil y delicioso no dejéis de probar esta receta de berenjenas rebozadas rellenas de sobrasada, os encantará.

También podría valer como guarnición o primer plato, pues es una receta muy completa y con una simple ensalada tenéis una buena idea para vuestros menús de verano. Al no ser necesario servirse caliente puede prepararse con antelación, lo cual es siempre de agradecer en la organización de la cocina.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Berenjena 2
  • Sobrasada
  • Harina de trigo para rebozar
  • Aceite de oliva para freír
  • Huevos 1 o 2 unidades
  • Sal

Cómo hacer berenjenas rebozadas rellena de sobrasada

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 40 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 20 m

Empezamos lavando y despuntando las berenjenas. Las cortamos en rodajas y las ponemos en un escurridor con sal para que suelten todo el jugo amargo. Las dejamos unos 10 minutos. Después las lavamos bien con agua, las escurrimos y las secamos con papel de cocina.

Cortamos rebanadas finas de sobrasada. Colocamos una rebanada de sobrasada entre dos rebanadas de berenjenas. Pasamos cada librito por harina y por huevo batido con un poco de sal. Repetimos la operación hasta terminar con las rebanadas de berenjena y sobrasada.

En una sartén calentamos aceite y freímos las berenjenas por ambos lados hasta que queden doradas. Las sacamos y las colocamos sobre papel de cocina para que absorba el sobrante de aceite. Servir calientes o frías.

dap-berenjenas-sobrasada.jpg

Con qué acompañar las berenjenas rebozadas rellena de sobrasada

Seguro que esta receta de berenjenas rebozadas rellena de sobrasada puede servir de inspiración para realizar variaciones con otros ingredientes. La próxima vez usaré calabacines, seguro que están igual de deliciosos y la preparación será más rápida, pues no es necesario ponerlos previamente en sal para que pierdan el sabor amargo. ¿Se os ocurren más posibilidades?

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir