Compartir
Publicidad

Costillas de cerdo laqueadas con laurel y Coca Cola: receta para sorprender a los más carnívoros de la casa

Costillas de cerdo laqueadas con laurel y Coca Cola: receta para sorprender a los más carnívoros de la casa
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pocas veces he asado carne de cerdo en casa, pero el otro día me apeteció mucho probar esta receta de costillas de cerdo laqueadas con laurel y Coca Cola, así que ni corta ni perezosa encendí mi horno.

El resultado una carne cocinada durante bastante tiempo y a baja temperatura en donde la salsa va caramelizando la carne, quedando ésta con un sabor y una textura muy especial, a medio camino entre especiada y agridulce.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Costilla de cerdo 1.3 kg
  • Coca-cola (refresco de cola) 330 ml
  • Laurel 12
  • Sirope de arce , 4 cucharadas
  • Curry molido , 1 cucharadita
  • Pimentón dulce , 1 cucharadita
  • Comino en grano , 1 cucharadita
  • Nuez moscada molida , una pizca
  • Aceite de oliva virgen extra 50 ml
  • Sal y pimienta al gusto

Cómo hacer costillas de cerdo laqueadas con laurel y Coca Cola

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 2 h 20 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 2 h

Comenzaremos precalentando el horno a 180 grados con calor arriba y abajo. En una bandeja refractaria ponemos las carne y le añadimos sal y pimienta. Reservamos. Mezclamos en un bol las especias, el aceite, el sirope de arce y embadurnamos bien la carne con esta mezcla.

Le añadimos por encima la Coca Cola y las hojas de laurel. Horneamos primero durante 30 minutos a esa temperatura y después bajamos a 140 grados y proseguimos horneando la carne durante una hora y media más. Vamos con una cuchara echando cada cierto rato un poco de salsa por encima de la carne. Una vez pasado el tiempo, retiramos del horno y servimos bien caliente.

cerdo_laqueado_cocacola_coll-1.jpg

Con qué acompañar las costillas de cerdo laqueadas con laurel y Coca Cola

La receta de costillas de cerdo laqueadas con laurel y Coca Cola es una explosión de sabores. Podéis regular vosotros a vuestro gusto la intensidad de la salsa con solo aumentar o disminuir las cantidades de especias, pero no prescindáis de añadir el refresco que, junto con el sirope de arce, provocan que la carne quede caramelizada y con un sabor muy original.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio