Compartir
Publicidad

Goulash de Szegedin a fuego lento. Receta

Goulash de Szegedin a fuego lento. Receta
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Este plato llamado goulash de Szegedin, es una plato de origen húngaro, es un deliciosos estofado que se debe confeccionar a fuego lento, para conseguir apreciarlo con todo su sabor. El nombre de goulash puede llevar a pensar que el típico goulash de carne de vacuno, pero debemos tener en cuenta que en Hungría el término “goulash” se utiliza para denominar a todas las sopas que contengan ingredientes sólidos, como puede ser fideos, verduras y distintos tipos de carne incluida la carne de cerdo que es con lo que está hecha le receta de hoy.

Y precisamente por ser un plato para cocinar despacito, con mimo y cariño, he decidido incluirlo en nuestro especial Cocina con fuego, que a mi particularmente me está quedando con un toque bastante internacional.

Ingredientes

800 gramos de carne magra de cerdo, 4 cebollas grandes, 1 litro de caldo de carne, 4 cucharadas de manteca de cerdo, 500 gramos de chucrut de bote, 2 cucharaditas de pimentón dulce, 1 cucharadita de comino, 200 ml de nata, 1/2 limón, sal.

Cómo hacer goulash de Szegedin a fuego lento

Limpiamos la carne de grasas y nervios, la cortamos en dados y la salamos ligeramente, intentando que todos sean del mismo tamaño. Pelamos la cebolla y la cortamos en rodajas.

Calentamos la manteca de cerdo en una olla grande y doramos la cebolla, removemos constantemente. Cuando esté dorada, añadimos la carne, el chucrut, el pimentón, el comino y el caldo, mezclamos todos muy bien, lo tapamos y los dejamos estofas durante al menos una hora y media, hasta que la carne este bien cocida.

En un bol pequeño mezclamos la nata con el limón.

Goulash de Szegedin a fuego lento

Cuando la carne este tierna, añadimos a la olla la mezcla de nata con limón. Probamos y rectificamos de sal, dejamos en el fuego durante unos minutos más, removemos para que todo quede bien mezclado.

Tiempo de preparación | 95 minutos
Dificultad | Baja

Degustación

Si queremos darle un toque más húngaro todavía podemos servir nuestro goulash de Szegedin acompañado de unas patatas hervidas o con un puré de patatas.

Si tenemos la intención de prepararlo y guardar un poco en el congelador, el consejo es que a la ración que se tenga que congelar no le añadamos la nata agria y se la añadamos en el momento de descongelar y calentar.

En Directo al Paladar | Consejos para ahorrar al cocinar con gas
En Directo al Paladar | Fabes cocinadas a fuego lento con langostinos y chipirones

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio