Publicidad

Ternera blanca asada con salsa de cebolla confitada a la mostaza, un sorprendente (y sencillísimo) asado para toda la familia

Ternera blanca asada con salsa de cebolla confitada a la mostaza, un sorprendente (y sencillísimo) asado para toda la familia
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Hace tiempo compré una deliciosa mostaza en Gante durante un viaje a Flandes, y además de utilizarla para sazonar salchichas, embutidos, carnes y otros productos, ya pensé en utilizarla para cocinar con ella. Así, he preparado esta receta de ternera blanca asada con salsa de cebolla confitada a la mostaza y el resultado ha sido tan delicioso como apetecible.

Esta mostaza que se compra a granel en una plaza de la ciudad de Gante en Bélgica es realmente potente, pero podéis hacer la misma receta o muy similar utilizando mostaza de Dijón o si lo preferís mostaza antigua, mostaza al estragón o cualquier otra mostaza que os guste.

El resultado, -cuyo sabor no tiene nada que ver con la mostaza al mezclarse con el dulzón de la cebolla y los jugos del asado,- es una carne tierna y perfumada con una deliciosa salsa que resulta inolvidable.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Ternera (rabillo) 1 kg
  • Cebolla 1
  • Mostaza de Dijon o cualquier otra mostaza de sabor potente, 2 cucharadas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta al gusto

Cómo hacer ternera blanca con salsa de cebolla confitada a la mostaza

Dificultad: Media
  • Tiempo total 1 h
  • Cocción 1 h

Para hacer esta receta, es fundamental que la cebolla esté cortada muy fina, en juliana que prácticamente sean hilos, para que la cebolla pueda confitarse en el horno, mientras se va asando la carne. Por eso lo primero es cortar la cebolla y colocarla sobre la base de una fuente de horno añadiendo un pellizco de sal.

La pieza de rabillo de cadera es normalmente una pieza pequeña, que en el caso de la ternera lechal blanca puede ser muy pequeña, pero es tierna y deliciosa para un asado sencillo como éste. Barnizar la pieza con mostaza, extendiéndola por toda la superficie. Dorar la carne en una sartén y después colocar la pieza sobre la cama de cebolla.

Añadir 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra y hornear a 180º (con el horno precalentado y calor arriba y abajo) durante 45 minutos. Dejar reposar 10 minutos la carne y filetearla. Preparar la salsa, reduciendo los jugos de la cocción y los que suelte la carne al cortarla junto a la cebolla confitada. Probar y rectificar de sal y añadir si se desea una cucharada extra de mostaza.

Ternera Lechal Mostaza

Con qué acompañar la receta de ternera blanca asada con salsa de cebolla confitada a la mostaza

En este tipo de asados de carne, prefiero encontrar los tropezones de las salsas, pero si queréis podéis pasar la salsa por un pasapurés y dejarla homogénea. En el caso de la ternera blanca asada con salsa de cebolla confitada a la mostaza no necesitaréis más que una ensalada jugosa como la de espinacas, naranja, queso de cabra y pistachos, para tener un menú completo y delicioso.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir