Croquetas de garbanzos y berenjena: una receta sin huevo ni lácteos y 100% vegetal

Croquetas de garbanzos y berenjena: una receta sin huevo ni lácteos y 100% vegetal
Sin comentarios
74 votos

A medio camino entre nuestras deliciosas croquetas de berenjena (sin bechamel) y nuestro clásico falafel se encuentra esta hermosura que traigo hoy. Una receta 100% vegetal, sin huevo ni lácteos, apta para todos (o casi) todos los públicos.

Estas croquetas de garbanzos y berenjena se pueden terminar de varias maneras: fritas en sartén en abundante aceite, en freidora de aire o en horno convencional. Tú decides cómo las prefieres, yo me he decantado por la primera opción. Soy una clásica.

Ideales para incorporar legumbres en tus menús saliendo de las recetas habituales. Todos sus ingredientes se encuentran con facilidad en cualquier supermercado: garbanzos en conserva, berenjenas frescas, harina de garbanzo, curry, comino, sal y aceite. No tienes excusa para no ponerte con ellas ya mismo.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Berenjena grande 1
  • Garbanzos cocidos en conserva 400 g
  • Curry molido
  • Comino molido
  • Sal de ajo
  • Sal
  • Harina de garbanzo 80 g
  • Agua
  • Aceite de oliva en abundancia, para freír
  • Pan rallado en abundancia

Cómo hacer croquetas de garbanzos y berenjena

Dificultad: Media
  • Tiempo total 40 m
  • Elaboración 35 m
  • Cocción 5 m

Envolvemos la berenjena en papel film y la introducimos en el microondas. Programamos 12 minutos a máxima potencia. Comprobamos el punto y, si está tierna, la retiramos y dejamos que enfríe. Si no es el caso, la asamos un par de minutos más.

Mientras tanto lavamos escurrimos bien los garbanzos para retirar el líquido de la conserva y los introducimos en el vaso de un robot o de una batidora de mano. Trituramos. Incorporamos dos cucharadas de harina de garbanzo, el curry, el comino, la sal de ajo y la sal. Trituramos de nuevo.

Cuando la berenjena se haya atemperado y se deje manipular sin quemar la abrimos por la mitad y retiramos la carne. La agregamos al vaso del robot y trituramos de nuevo hasta obtener una pasta homogénea en la que todos los ingredientes estén bien incorporados. Dejamos enfriar en la nevera.

paso a paso croquetas de garbanzos y berenjena

Para rebozar las croquetas preparamos una papilla ligera con el resto de la harina de garbanzo y agua. Colocamos la harina en un plato hondo y añadimos agua poco a poco, removiendo para integrar, hasta obtener una consistencia similar al huevo batido.

Hacemos las croquetas de la manera habitual, tomando porciones de la masa con una cuchara y ayudándonos de otra para darles su forma característica. Las pasamos por la mezcla anterior y, después, por pan rallado. Las vamos colocando en una fuente mientras formamos y rebozamos el resto.

Por último, calentamos abundante aceite en un cacito o sartén y freímos las croquetas hasta que estén doradas. Las dejamos escurrir en una bandeja con papel absorbente o sobre una rejilla metálica. Una vez listas, las servimos inmediatamente.

74 votos

BRA Efficient - Sartén 28 cm, aluminio fundido con antiadherente Teflon Platinum Plus, apta para todo tipo de cocinas incluida inducción, libre de PFOA

Con qué acompañar las croquetas de garbanzos y berenjena

Yo he servido estas croquetas de garbanzos y berenjena con una sencilla ensalada de hojas verdes, pero puedes preparar tu preferida. O, si necesitas ideas, aquí hay muchas otras combinaciones entre las que elegir. Conviene que la guarnición sea ligera, pues las croquetas sacian bastante.

En DAP | Las mejores recetas de ensaladas de verano
En DAP | Croquetas de jamón, la receta de toda la vida que no sabe de modas (y siempre triunfa)

Temas
Inicio
Inicio