Compartir
Publicidad
Publicidad

Flores de calabacín rellenas de cebolla confitada y mascarpone. Receta

Flores de calabacín rellenas de cebolla confitada y mascarpone. Receta
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ca la Nuria, así se llama la verdulería a la que voy a comprar casi cada día y Nuria su dueña, ella piensa que yo soy un tanto “rarita“, le pregunto si tiene “extrañas“ verduras, cada vez que trae alguna fruta exótica, soy la única en comprarla. Ya se ha convertido en una costumbre que cada vez que entro por la puerta me pregunte – ¿qué vas a cocinar hoy? -. Aunque de vez en cuando es ella la que me sorprende a mí, el otro día tenía escondidas detrás del mostrador unas cuantas flores de calabacín, preparadas para mí, me las dio diciéndome que se acordó de mi cuando el pagés le trajo la caja de calabacines con su flor. Si es que es más maja que un sol esta chiquilla. Así que la receta de flores de calabacín rellenas de cebolla confitada y mascarpone, va con dedicatoria, como las canciones en la radio antiguamente.

Los ingredientes

8 flores de calabacín, 2 cebollas, 6 cucharadas de queso mascarpone, aceite, harina, agua, sal y pimienta.

La preparación

Pelamos y troceamos la cebolla, la salpimentamos y la ponemos a pochar a fuego muy lento en una sartén, con un buen chorreón de aceite.

Mientras limpiamos las flores de calabacín con mucho cuidado de que no se rompan, con un cuchillo pequeño le raspamos las diminutas espinas y le quitamos los estambres que tienen en su interior.

Cuando la cebolla este doradita, agregamos el queso mascarpone, removemos y mezclamos bien, probamos y rectificamos de sazón si es preciso y reservamos.

Flores de calabacín rellenas de cebolla confitada y mascarpone

En un bol pequeño preparamos una mezcla homogénea, sin grumos de harina y agua, nos debe quedar con la consistencia de un yogurt líquido.

Con la ayuda de una cucharilla, vamos rellenando las flores de calabacín. Con cuidado las ponemos sobre el mezcla de agua y harina y las cubrimos dicha mezcla.

Ponemos una sartén con abundante aceite y freímos a fuego medio hasta que se doren.

Tiempo de preparación | 20 minutos
Tiempo de cocción | 30 minutos
Dificultad | Media

La degustación

La mejor manera de degustar las flores de calabacín rellenas de cebolla confitada y mascarpone, es recién salidas de la sartén.

Como acompañamiento ideal para esta receta son unas rodajas de calabacín a la plancha simplemente, claro que estas flores así tal cual, también pueden ser el acompañamiento perfecto para un solomillo ibérico a la brasa con una salsa cremosa de leche y huevo.

En Directo al Paladar | La caléndula
En Directo al Paladar | Flores de calabacín rellenas de queso

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos