Parigina de jamón y queso: receta del híbrido de pizza y empanada que no se salta un napolitano

Parigina de jamón y queso: receta del híbrido de pizza y empanada que no se salta un napolitano
Sin comentarios
16 votos

La parigina (o parisina) es una pizza rellena de base esponjosa e interior jugoso que se cubre con una lámina de hojaldre. Esto último resulta de lo más curioso y puede -incluso- sonar extraño, pero es una delicia y su principal reclamo.

Se trata de un producto que difícilmente encontraréis en una pizzería por la noche. Es mucho más fácil encontrarlo durante el día en locales de comida para llevar y bares, para disfrutarlo como tentempié o para un almuerzo rápido.

La pizza parigina tiene la capacidad de conquistar a todos con su sencillez y su sabor. Una de las comidas callejeras más apreciadas por los napolitanos que os hemos rellenado de jamón y queso, pero que admite las combinaciones que más os gusten. Os contamos cómo prepararla.

Ingredientes

Para 8 personas
  • Harina de trigo 500 g
  • Agua 305 g
  • Levadura fresca de panadería 10 g
  • Aceite de oliva virgen extra 25 g
  • Sal 10 g
  • Tomate triturado o rallado 300 g
  • Jamón cocido loncheado 150 g
  • Queso tipo caciocavallo, provolone, gouda, o similar 300 g
  • Plancha de hojaldre refrigerado rectangular 1
  • Huevo 1
  • Azúcar 5 g

Cómo hacer parigina de jamón y queso

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h
  • Elaboración 30 m
  • Cocción 30 m
  • Reposo 2 h

Preparamos la masa de pizza. Para ello templamos ligeramente el agua y desmenuzamos en ella la levadura. En un recipiente amplio y hondo mezclamos la harina con el azúcar y hacemos un hueco en el centro. Vertemos la mezcla de agua y levadura en su interior, junto con el aceite.

Removemos hasta semi incorporar los ingredientes. Entonces añadimos la sal y continuamos removiendo. Después lo pasamos a una superficie limpia y amasamos durante unos 12 minutos o hasta obtener una mezcla homogénea. Cubrimos el recipiente con un paño y dejamos levar hasta que triplique su volumen (unas 2 horas a 26-28ºC).

Mientras tanto cortamos el queso en lonchas y, en caso de no haberlo hecho ya, escurrimos bien los tomates y los trituramos. Es importante que queden lo más secos posible para que la base de la pizza no quede acuosa ni empapada.

paso a paso parigina de jamón y queso

Una vez levada la masa la extendemos bien sobre una bandeja de horno de 30x40 cm, previamente engrasada con un poco de aceite. Si la masa se encoge, la dejamos reposar unos minutos antes de continuar.

Cubrimos la masa con el tomate triturado, sin llegar al borde, las lonchas de jamón y el queso. Colocamos encima la lámina de hojaldre, que habrá de tener las mismas dimensiones que el hueco de la bandeja, y apretamos todo el contorno para sellar.

Pinchamos toda la superficie con un tenedor y la pincelamos con huevo batido. Cocemos la pizza parigina en la parte inferior del horno, pre calentado a 210ºC con calor arriba y abajo, durante unos 30-35 minutos o hasta que la superficie esté dorada.

Retiramos la bandeja del horno y dejamos que la pizza repose unos minutos antes de cortar y servir. Si sobrara algún trozo, lo podemos congelar o guardar dentro de la nevera en un recipiente hermético durante un máximo de dos días.

16 votos

Con qué acompañar la pizza parigina de jamón y queso

A esta pizza parigina le van muchos rellenos, aunque el clásico de jamón y queso es éxito garantizado. Podéis utilizar masa de pizza italiana para cualquier tipo de receta: pizza napolitana, pizza marinara, pizza Margarita, pizza cuatro quesos, pizza caprichosa, pizza cuatro estaciones o cualquier otro tipo de elementos.

En DAP | 31 recetas de pizza: una pizza para cada día del mes
En DAP | Receta de masa de pizza casera: la versión más fácil y efectiva que siempre sale bien

Temas
Inicio