Publicidad

Sándwich Montecristo: la mejor receta de uno de los sándwiches más populares de los EEUU

Sándwich Montecristo: la mejor receta de uno de los sándwiches más populares de los EEUU
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Si sois fans del sándwich mixto a la plancha y también de la tostada francesa, entonces esta receta está hecha a vuestra medida. Tres pisos de pan, tierno y jugoso por dentro y crujiente por fuera, relleno de finas lonchas de lacón y queso fundente que son puro placer: así es el sándwich Montecristo.

El origen del sándwich Montecristo nos traslada a Francia, cuna también del Croque Monsieur y el Croque Madame, dos sándwiches con los que tiene mucho en común. Sin embargo es en EEUU donde el Montecristo adquiere la popularidad que lo ha convertido en uno de sus sándwiches más queridos. No hay cafetería o diner que no lo incluya en su menú.

El sándwich Montecristo se prepara con pocos y básicos ingredientes así que, para que salga perfecto, es importante que sean de buena calidad. La tradición marca que, en el momento de servir, el sándwich Montecristo se espolvoree con azúcar glasé y se acompañe de mermelada. Una manera de equilibrar el sabor salado del resto de ingredientes que funciona estupendamente cuando se acompaña del café o té del desayuno.

Nuestra receta del sándwich Montecristo es una versión del clásico. Usamos una mezcla de mayonesa y mostaza para untar el pan. También añadimos una rebanada más para convertirlo en el bocado perfecto para compartir. Aunque es bien posible que haya alguien en la sala que se lo pueda doblar felizmente y sin pestañear de una sentada. Vamos al lío.

Ingredientes

Para 1 personas
  • Pan de molde blanco en rebanadas 3
  • Mayonesa casera 20 g
  • Mostaza a la antigua 10 g
  • Queso gruyère en lonchas 2
  • Lacón en lonchas 4
  • Huevo campero 1
  • Leche entera fresca 60 ml
  • Aceite de girasol
  • Azúcar glasé
  • Mermelada de fresa o frambuesa

Cómo hacer sándwich Montecristo

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 15 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 5 m

Mezclamos la mayonesa con la mostaza y untamos las tres rebanadas de pan por una cara, reservando un poco de la salsa para más tarde. Sobre una de las rebanadas de pan colocamos la loncha de queso Gruyère y dos lonchas de lacón. Las recortamos o doblamos hacia dentro si fueran más grandes que las rebanadas de pan, no deben sobresalir.

Colocamos una rebanada de pan sobre el lacón, con la cara untada con la salsa hacia abajo. Untamos la otra cara con la salsa reservada. Colocamos dos lonchas de lacón y una de queso Gruyère encima y tapamos con la tercera rebanada de pan, con la cara de la salsa hacia abajo.

Batimos el huevo y la leche en un plato hondo y sumergimos el sándwich en la mezcla. Dejamos que se hidrate la base antes de dar la vuelta para empapar el lado contrario. Freímos en una sartén con un dedo de aceite caliente, a fuego medio. Cuando se haya dorado por una cara, volteamos con cuidado y doramos por la otra.

Retiramos de la sartén y escurrimos el exceso de aceite dejando reposar el sándwich sobre papel absorbente. Servimos caliente, espolvoreando la superficie con un poco de azúcar glasé y acompañando de mermelada de fresa, frambuesa o del sabor que más guste.

Paso A Paso Sandwich Montecristo

Con qué acompañar el sándwich Montecristo

Tal y como hemos mencionado anteriormente, el sándwich Montecristo se espolvorea con azúcar glasé en el momento de servir y se acompaña de mermelada. Es una manera de contra-restar el sabor salado de sus ingredientes principales y, aunque atípico, está delicioso. Es genial para un desayuno copioso de fin de semana junto a una taza de café o té.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir