Publicidad

Pasta con mantequilla tostada y parmesano: receta fácil y rápida con tres ingredientes

Pasta con mantequilla tostada y parmesano: receta fácil y rápida con tres ingredientes
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La cocina más tradicional italiana es un ejemplo de cómo la sencillez no está reñinda con el sabor o el disfrute. Un buen plato de pasta no tiene por qué llevar miles de ingredientes, a veces solo hacen falta dos o tres componentes para obtener resultados de lujo. Con mantequilla tostada y queso parmesano, esta receta de pasta se convierte en un clásico al que volver con frecuencia.

Las recetas de pasta con mantequilla o burro son muy habituales en la cocina italiana, demostrándonos también que esta grasa láctea puede convivir perfectamente con el aceite de oliva virgen extra en una misma gastronomía.

Siguiendo el consejo de Ali Slagle, para obtener un sabor más especial solo tenemos que tostar la mantequilla calentándola durante unos minutos en la sartén, obteniendo un color caramelizado y un aroma intenso a frutos secos delicioso. Es una técnica que funciona de maravilla en repostería, y que merece la pena aplicar a platos salados.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Pasta larga seca (linguine, espaguetis...) 200 g
  • Mantequilla 55 g
  • Queso parmesano rallado muy fino 40 g
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Cómo hacer pasta con mantequilla dorada y parmesano

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 25 m
  • Elaboración 5 m
  • Cocción 20 m

Poner a calentar abundante agua con sal en una olla alta y cocer los linguine o pasta larga elegida siguiendo las instrucciones del paquete, para sacarla un minuto antes de que esté al dente. Antes de escurrir, retirar 125 ml del caldo y reservar (o un vaso pequeño).

Escurrir la pasta pero sin hacer esfuerzos por retirar todo el agua de la misma, para que conserve cierta humedad mientras se enfría y termina de quedar al dente con el calor residual. Reservar.

Disponer la mantequilla en una sartén amplia donde después nos quepa la pasta. Mejor si es de color clarito, o al menos no negra, para ver mejor el tono del tostado. Derretir a fuego medio y cocer, removiendo de vez en cuando.

Pasta con Mantequilla. Pasos

Primero empezarán a separarse los sólidos de la mantequilla, generando un poco de una especie de espuma, y después se irá volviendo tostada. Cuando tenga ese color como de caramelo ligero, y emita un olor a frutos secos, retirar del fuego. Vigilar que no se queme.

Añadir la pasta y remover bien para impregnarla de la mantequilla. Agregar el queso, mezclar y dejar que se funda y se integre (debe estar rallado muy fino, como arenilla). Echar pequeñas cucharadas del agua de cocción reservada hasta obtener una textura melosa, y servir inmediatamente.

Con qué acompañar la pasta con mantequilla tostada

Abundante pimienta negra recién molida, y más queso parmesano al gusto, son los acompañantes canónicos de este plato de pasta con mantequilla a la hora de servir. Como son raciones generosas, están pensadas para ser un plato único de mediodía, que perfectamente podrían dar para más raciones para comensales menos hambrientos, o para completar con algo más ligero. Una buena ensalada simple y fresca, como esta de pepino y yogur, podría ser una guarnición perfecta.

En Directo al Paladar | Espaguetis con salsa cremosa de parmesano y trufa negra, receta de pasta fácil, rápida y deliciosa
En Directo al Paladar | Fettuccine alfredo: la salsa italiana alternativa a la carbonara que triunfa en Estados Unidos (y tampoco lleva nata)

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios