Compartir
Publicidad
Publicidad

Receta de fusilli con verduras gratinadas y mozzarella

Receta de fusilli con verduras gratinadas y mozzarella
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los platos de pasta en Italia se toman casi siempre como entrante o primer plato, seguidos luego de un plato de carne o pescado. Además son frecuentes las recetas de ensaladas y platos fríos a base de cereales, arroz y pasta, como esta receta de Fusilli con verduras gratinadas y mozzarella, que cumple bien la función de entrante ligero, ideal para los días de calor, ya que se toma frío

Los ingredientes (4 personas)

300 gr. pasta seca (tipo fusilli o farfalle), un pimiento rojo, un pimiento verde, 2 calabacines medianos, un diente de ajo, 50 gr. aceitunas verdes, 200 gr. mozzarella, 1 latita de anchoas en aceite, aceite de oliva virgen, sal, pimienta, orégano.

La elaboración.

Quita la base y el extremo de los calabacines. Corta en láminas a lo largo y pasa por la plancha muy caliente, un minuto por cada lado, hasta que se doren. Aparta y pica en trozos pequeños.

Asa los pimientos en una bandeja de horno, regados con un chorrito de aceite de oliva, a 220º, unos 30-40 minutos, o hasta que se queme ligeramente la piel. Saca del horno y mételos en un tuper tapado, para que “suden”. Al cabo de unos minutos, cuando se puedan manipular sin quemarnos, saca del recipiente, quita la piel y las semillas y corta en trozos la pulpa, reservando los jugos que haya soltado.

fusilli con verduras gratinadas

Cuece la pasta en abundante agua salada, hasta que quede “al dente”. Escurre y mezcla en un cuenco amplio con las verduras asadas (los pimientos, con sus jugos, y los calabacines), las aceitunas, la mozzarella troceada, las anchoas en trozos, el ajo picado fino, el orégano, un poco de sal y pimienta molida. Añade dos cucharadas de aceite de oliva, remueve y deja reposar en el frigorífico una hora, para que se aúnen los sabores.

La degustación.

Sirve como entrante o plato principal, para una comida ligera. Añade, a gusto, unas hojas de perejil picadas o de albahaca fresca, para dar un toque de color y frescor al plato. Si te gusta un toque picante puedes regar con un chorrito de aceite aromatizado con guindillas, a la hora de servir.

Si prefieres los sabores más intensos, puedes sustituir el queso mozzarella por queso de cabra, o un queso de oveja semicurado, o incluso por gorgonzola.

En Directo al Paladar | Spaghetti al limón. Receta En Directo al Paladar | Un tipo de salsa boloñesa para pasta. Receta En Directo al Paladar | Receta de Espaguetis al chocolate blanco, mascarpone y almendras

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos