Receta de patatas fondant: tan tiernas que se funden en la boca

Receta de patatas fondant: tan tiernas que se funden en la boca
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE
104 votos

Ya sea como guarnición o como primer plato, un bocado de estas patatas fondant te llevará al cielo. Son cremosas, aromáticas y tan tiernas que se funden en la boca. Además, son muy sencillas de preparar (se hacen casi solas) y en media hora están listas. Esta es una de esas receta que lo tiene todo y merece la pena atesorar.

Dos recomendaciones para que queden perfectas. Si las preparáis con una buena patata el resultado será infinitamente mejor, así que no escatiméis en el momento de la compra. Es importante usar patatas de un tamaño lo más similar posible para que se cuezan todas por igual.

Ingredientes

Para 3 personas
  • Patata mediana 6
  • Aceite de oliva virgen extra 15 ml
  • Mantequilla 75 g
  • Diente de ajo 4
  • Romero fresco en rama 2
  • Caldo de verduras 150 ml
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Cómo hacer patatas fondant

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 35 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 25 m

Lavamos las patatas, las secamos y cortamos los extremos de ambos lados. Calentamos el aceite en una sartén y colocamos las patatas sobre una de sus caras. Freímos a fuego medio alto durante 5-7 minutos o hasta que estén bien doradas en la base.

Paso a paso patatas fondant

Volteamos, freímos por la otra cara durante un par de minutos más. Entonces añadimos la mantequilla y, cuando ésta se haya fundido, incorporamos los dientes de ajo, sin pelar, y las ramas de romero. Salpimentamos al gusto.

Regamos con el caldo de verduras, tapamos la sartén y cocemos a fuego bajo durante 20-25 o hasta que las patatas estén tiernas. Retiramos las patatas de la sartén y trituramos la salsa con los dientes de ajo y las ramas de romero. La colamos y servimos con las patatas bien calientes.

104 votos

Con qué acompañar las patatas fondant

Si las servimos como guarnición, estas patatas fondant casan igual de bien con carnes, pescados y verduras. También hacen un buen primer plato o entrante, incluso con unos huevos revueltos o huevos fritos para un almuerzo ligero o una cena completa. Prepara el pan porque la salsa lo pide a gritos.

En Directo al paladar | El truco para hacer una tortilla de patatas con sabor a trufa sin que te cueste una pasta
En Directo al paladar | Cómo hacer hash browns, la guarnición de patata con la que querrás acompañar todos tus platos

Temas
Inicio