Publicidad

Restaurante El café de la Ópera, cenas cantadas y cocido madrileño

Restaurante El café de la Ópera, cenas cantadas y cocido madrileño
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Lo de asistir a un restaurante disfrutando de un menú bien preparado, en compañía de tu pareja, mientras unos cantantes profesionales te sorprenden con un maridaje musical lírico, puede ser un plan estupendo para celebrar San Valentín. Uno de los lugares donde más experiencia y calidad tienen en este sentido es el restaurante El café de la Ópera, donde preparan cenas cantadas y sirven un excelente cocido madrileño.

Esta segunda faceta fue la que pude conocer hace unos días, cuando me acerqué en compañía de unos amigos para probar su cocido madrileño tradicional, servido con los tres vuelcos habituales, y presentado en olla de hierro para la sopa y en fuentes metálicas esmaltadas -muy vintage- para las carnes y las verduras. Os cuento la experiencia.

El restaurante y sus espacios

Situado en la zona del Palacio de Oriente y la plaza de la Ópera, resulta complicado acceder al mismo salvo en taxi o en Metro, ya que salvo si te vas a alojar en el Hotel del mismo nombre, la circulación por la zona está restringida por el Ayuntamiento a los residentes.

El local es muy amplio y agradable, contando con una planta superior con una gran barra y mesas, donde se puede pedir incluso el cocido o comer otros platos de forma informal, y un restaurante coqueto y suficientemente amplio, situado en la planta baja. Este restaurante, está pensado y decorado para las cenas líricas o cantadas, que celebran los fines de semana, y en ocasiones especiales como San Valentín, Nochebuena o Fin de Año, y otras similares.

Cocido Cafe Opera Espacios

Allí cuenta con un piano situado entre las mesas de arriba, -mejores para quienes quieran participar más en el espectáculo- y otras mesas situadas más abajo, -mejores para quienes quieran cenar más tranquilos- pero disfrutando igualmente de las voces y las vistas a los cantantes. Además, está decorado con espejos y luces para incrementar los efectos visuales del espectáculo.

Por lo demás, la sala es muy acogedora, las mesas y sillas son cómodas y el servicio es atento y se preocupa de que a los comensales no les falte de nada mientras disfrutan de su comida en sus instalaciones. Como los precios son asequibles, el local suele estar bastante animado, en especial en fines de semana.

El cocido de El café de la Ópera

Aunque dejo pendiente regresar para vivir una experiencia diferente en sus cenas cantadas, en esta ocasión visité El café de la Ópera para probar su cocido madrileño, abundante, bien servido y bastante ligero ya que no tiene demasiada grasa en su presentación.

1. La sopa

Presentada en grandes ollas de hierro al estilo tradicional casero, la sopa de cocido resulta muy sabrosa. Es quizás donde se nota más la presencia de la grasa natural de los ingredientes del cocido, pero no hay "gotitas" flotando ni regusto que moleste, más bien todo lo contrario. Con fideos muy abundantes, -quizás demasiados para mi gusto- la sopa entona y sienta bien y lo habitual es repetir. En mi mesa, de hecho, de los ocho comensales, repetimos seis.

Cocido Cafe Opera2

Se sirve acompañada de un plato de guindillas para quienes deseen aportar ese toque picante mordiéndolas entre cucharadas. Por otra parte, destacar que las ollas quedan a disposición de los comensales, que pueden repetir a voluntad.

2. Los garbanzos y las verduras

Una mezcla de garbanzos, -tipo castellano, de los grandes-, patatas, zanahorias y repollo, es la oferta vegetal para el segundo vuelco del cocido madrileño de El café de la Ópera. Perfectos los garbanzos, sin pellejos y muy tiernos; algo dura la patata, y tiernas y sabrosas las zanahorias.

Segundo Vuelco

Mención aparte merece el repollo, realmente en su punto, sabroso y suave, que también pide repetir.

3. Las carnes

La mezcla de carnes, morcillo de ternera, pechuga de pollo, tocino, panceta, morcilla y chorizo de cerdo funciona muy bien, ya que todos los productos resultan sabrosos. Por poner un pero, los puristas y amantes del cocido echamos de menos que no se sirviera también el túetano del hueso de caña.

Las Carnes

Las carnes, muy limpias, sin grasa de más y bien en su punto tanto de sal como de cocción, resultan agradables y pese a lo que suele llenar un cocido, -y más cuando se repite en todos los vuelcos- uno termina con hueco para el postre, sin sentirse excesivamente pesado.

Se sirve este vuelco con una salsa de tomate especiada, muy agradable pese a su color anaranjado, debido probablemente a ser triturada con batidora o Thermomix y no con pasapuré, lo que mete aire a la preparación.

4. Los postres y el vino

El menú de cocido de El café de la Ópera, incluye también el pan y el vino en el precio. Se sirve el cocido con un vino joven de Ribera del Duero, "Montepardo Roble 2014", que resulta correcto y agradable para acompañar las viandas abundantes de este plato tradicional.

Leche Frita Postre

En cuanto al postre incluido, una leche frita elaborada con una infusión de leche con anís, que es un postre agradable y sabroso, con una ración presentada sin adornos ni complementos, que da paso al café.

Valoración personal

El cocido de El café de la Ópera, con un precio fijado de 25 euros todo incluido, es una buena opción para quienes visiten Madrid y quieran probar su plato más emblemático en una zona llena de atractivos turísticos. La cantidad y calidad de los platos y el tener incluido el vino y el postre en ese precio, hace recomendable la experiencia, ya que uno queda más que satisfecho y sin sentirse pesado.

El café de la Ópera

Calle Arrieta, 6
28013 Madrid
Tel reservas 91 542 63 82
Menú cocido, 25 euros
Menú cenas líricas, 45 euros
Web | Café de la Opera

En Directo al Paladar | Kena, el restaurante de Luis Arévalo donde Perú se encuentra con Japón
En Directo al Paladar | Casa Carola, barra libre de cocido madrileño

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir