Publicidad

Restaurante "El de Alberto", cuando la tradición se renueva en A Coruña

Restaurante "El de Alberto", cuando la tradición se renueva en A Coruña
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El propietario de este local, Alberto, no es nuevo en el mundo de la hostelería. Muchos años al lado de sus padres en otro restaurante mítico en la ciudad de A Coruña, "O Bebedeiro", le han dado la suficiente experiencia para desde hace unos años volar solo y comenzar su aventura en “El de Alberto”.

Aquí quiso dar una vuelta de tuerca a la antigua cocina del otro local del que procedía, pero sin perder de vista el buen producto gallego, combinando a la perfección los sabores tradicionales de los platos a los que nos tenía acostumbrados, pero con un estilo renovado y cuidando mucho más su presentación.

No era la primera vez que acudía al “El de Alberto”, sabía ya de su buen hacer en la cocina rodeado de buenos cocineros formados en algunos de los mejores locales de nuestro país. Así que después de reservar, muy importante pues el número de mesas es pequeño y las ganas de probar sus platos muchas, llegamos hasta el barrio de Monte Alto para disfrutar de una buena cena.

El de Alberto

El no local no tiene una decoración especial, en tonos rojos y beiges, con mesas de madera clásicas, no destaca por su estética aunque resulta agradable. Pronto nos atiende un camarero que con gran profesionalidad nos relata la carta y los detalles de cada plato, recomendándonos las especialidades de la casa, algunas heredadas del local de sus padres y otras novedosas.

Nos decantamos por pedir unos entrantes para después ya cada uno disfrutar de un plato principal. Los famosos scampis no podían faltar en nuestra elección y así los pedimos, como siempre un buen género para resultar deliciosos, lo que se traduce que siempre te llegan a poco y quedas con ganas de más.

El de Alberto

Seguimos con unos tomates macerados en soja y jengibre, rellenos de cordero lechal y setas, impresionante mezcla de sabores, había un equilibrio entre ellos que hacía que pudieras saborear todos sus matices, pero sin predominar ninguno especialmente.

Nos gustó el detalle que tuvo el camarero de ofrecer sin pedírselo unas croquetas melosas de bogavante para una de las comensales que no le gustaba el tomate, y así poder acompañarnos al resto mientras que los tomábamos.

El de Alberto

Por último entre los entrantes nos trajeron un pulpo con langostinos a la plancha, acompañado de grelos gallegos y espuma de patata, ración abundante y de sabor exquisito. Consiguiendo que el cefalópodo, que en este tipo de preparación suele quedar más duro, estuviera en su justo punto.

En los platos principales algunos pedimos pescados y otros carne. Entre los primeros destacar un clásico de siempre en la casa, lubina rellena de vieras, también un San Martiño, pez exquisito donde los haya con una salsa Meunier, quizá un poco pasado de cocción para mi gusto, pero muy bueno de sabor, y medallón de rape con ñoquis y esferas de queso san Simón, muchísimo más acertado en su punto que el anterior.

El de Alberto

En las carnes destacar la costilla de vaca a baja temperatura con crema de patata y verduras, carne que se deshacía en la boca por su melosidad. En los postres quisimos probar una esfera de chocolate rellena de fruta de la pasión y una cazuela muy curiosa de café con distintas texturas.

El de Alberto

Un local que creo tiene todos los puntos para seguir triunfando como hasta ahora, donde el buen comer, el producto de temporada y la amabilidad y profesionalidad de su equipo hace que resulte de lo más agradable disfrutar de su comida. Desde luego que seguiré repitiendo en “el de Alberto” como lo he hecho hasta ahora cada vez que vuelva a de nuevo a mi ciudad.

Restaurante "El de Alberto"

Más información | El de Alberto
C/ Angel Rebollo 18- A Coruña
981 907411
Precio medio 30 euros

En Directo al Paladar | Restaurante Coruña-Kyoto, equilibrio entre tradición e innovación
En Directo al Paladar | Barlovento, nuevos aires en A Coruña

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir