Publicidad

Las calorías no dicen todo: tres ejemplos de alimentos cero calorías que pueden hacerte engordar

Las calorías no dicen todo: tres ejemplos de alimentos cero calorías que pueden hacerte engordar
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Las calorías son importantes al momento de perder peso o intentar no subir kilos, sin embargo, no dicen todo. Lo demostramos dejando tres ejemplos de alimentos cero calorías que pueden hacerte engordar.

Para adelgazar es necesario un déficit calórico, pero la calidad puede ser aun más importante que el valor energético de un alimento o producto, pues determina el efecto en nuestro cuerpo.

Así, hay alimentos con muy pocas o nada de calorías que nos incentivan a comer más y más, que no sacian en absoluto o que generan estrés y ansiedad y por ello, aunque no aportan energía nos conducen al aumento de peso.

A continuación algunos ejemplos:

La sal que usamos para dar sabor a nuestros platos

Sodio

La sal no es más que cloruro de sodio, son minerales que no aportan calorías al cuerpo. Y aunque en cantidades reducidas es necesario para el organismo, el sodio o la sal puede generar adicción e incentivarnos a comer más y más como concluye un estudio publicado en The Journal of Nutrition.

Se ha comprobado que la sal en los alimentos incrementa en hasta un 11% el consumo de alimentos y por lo tanto, aunque por sí mismo no ofrece calorías, puede estimular la sobreingesta y conducirnos al aumento de peso.

Lo más aconsejable es reducir el uso de sal y alimentos que lo contengan y por el contrario, optar por hierbas, especias y condimentos diversos para dar sabor a nuestros platos.

Refrescos light o 0%: sin calorías ni azúcar

Refrescos2

Son la opción considerada perfecta cuando estamos a dieta, sin embargo, su sabor dulce derivado de los edulcorantes no nos ayuda a reducir la apetencia por los dulces y por lo tanto pueden incentivar su consumo.

Por otro lado, hay investigaciones que vincula su consumo a una mayor acumulación de grasa abdominal, por lo tanto, los refrescos aunque no tengan azúcar ni calorías, es mejor evitarlos.

En su reemplazo recomendamos siempre el agua, y si nos resulta complejo su consumo, podemos añadir sabores naturales sumando hierbas, especias, o frutas y verduras a las mismas.

Caldos comerciales: muy pocas calorías en su interior

Caldos

No son cero energía pero por ración lista para consumir no alcanzan las 10 Kcal, pues se disuelven en gran cantidad de agua. Sin embargo, los caldos comerciales en su mayoría no son una mezcla de verduras, hortalizas o hierbas deshidratadas sino que también, añaden resaltadores del sabor como el glutamato monosódico.

Este componente de los caldos ha demostrado en roedores incrementar el hambre y el apetito, así como reducir la saciedad y el gasto calórico al disminuir los niveles de una hormona llamada leptina en nuestro cuerpo.

Por ello y por su contenido en sodio también, los caldos comerciales que aportan muy pocas calorías también podrían hacernos engordar si abusamos de ellos.

Estos tres ejemplos demuestran que las calorías no dicen todo, sino que pese a un valor energético escaso o nulo, algunos productos pueden hacernos engordar.

Imagen | Unsplash, Pixabay e iStock

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios