Compartir
Publicidad

Estos componentes de tus alimentos pueden empujarte a comer más

Estos componentes de tus alimentos pueden empujarte a comer más
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Así como hay alimentos muy saciantes y nutrientes de los mismos que favorecen la reducción de la ingesta, hoy te mostramos que algunos componentes de tus alimentos pueden empujarte a comer más y por lo tanto, es clave evitarlos si no quieres caer en excesos, así como mejorar el control del peso corporal.

Glutamato monosódico

Glutamato

El gutamato monosódico es un aditivo, concretamente el aditivo E-621 también llamado GMS, sal china, ajinomoto o umami que se utiliza como potenciador del sabor en muchos productos procesados y sobre todo, en ultraprocesados.

Este componente que prevalece en sopas y caldos concentrados, en algunos snacks o salsas comerciales y en muchos platos listos para consumir puede incrementar la palatabilidad de los alimentos y así favorecer su consumo.

Ya en el año 1990 se observó en un estudio que esta sustancia incrementaba concretamente la ingesta de alimentos al aumentar hasta un 40% el apetito y en roedores se ha encontrado que esto puede deberse a una reducción de la hormona leptina que en nuestro organismo produce saciedad y favorece el control del peso al intervenir en el balance energético.

Alcohol

Glasses 919071 1280 1

Es sabido que el alcohol es un ingrediente a evitar en nuestra dieta si buscamos adelgazar porque ofrece calorías y puede reducir la quema de grasas. Sin embargo, además de ello resulta un componente que puede incentivarnos a comer más.

Según una investigación publicada en la revista Nutrición Hospitalaria, el alcohol incrementa el apetito al reducir en el organismo hormonas y neurotransmisores anorexígenos o que producen saciedad así como también, incrementar sustancias orexígenas tales como la hormona grelina o el neuropéptido Y que estimulan el hambre y también los deseos de comer sin necesidad fisiológica.

Entonces, las bebidas alcohólicas son ingredientes a evitar en nuestros platos si buscamos no caer en excesos al momento de comer y sobre todo, si queremos perder peso o reducir los niveles de hambre y apetito al máximo.

Sal

Sal

La sal, presente incluso en el glutamato monosódico, es un componente habitual en nuestros platos que solemos agregar para incrementar el sabor de los mismos.

Así, la sal y el sodio sobre todo presente en la misma aumenta la palatabilidad de los alimentos y de esta forma estimula su consumo como ha sido probado en una investigación de Brain Research.

Asimismo, un estudio publicado en 2016 concluyó que el consumo excesivo de sal nos conduce hacia una ingesta excesiva de calorías y como si fuera poco, es un factor que promueve el comportamiento adictivo respecto a la comida.

Entonces, si no queremos comer en demasía, nada mejor que limitar el consumo de sal y de todo aquello que lo contenga.

Azúcar

Muffins 1844458 1280

Los hidratos de carbono simples o de fácil asimilación que comúnmente conocemos como azúcares, estimulan la ingesta de alimentos y promueven la ganancia de peso como se ha observado en roedores.

Los azúcares vuelven más apetecibles y placenteros los alimentos, por ello, también son una de las sustancias con efecto adictivo más difundido en la actualidad.

Como si fuera poco, un estudio publicado en la revista Appetite confirma que los azúcares provocan hiperfagia, es decir, nos incentivan a comer más y ello puede deberse en parte a la respuesta metabólica que ocasiona su consumo, entre otros factores.

Así, si queremos reducir el umbral de dulzor y perder el gusto por lo dulce, lo mejor que podemos hacer es quitar las chucherías de la dieta y poco a poco reducir el consumo de azúcar añadido o azúcares libres que son los que específicamente nos empujan a comer más.

Grasas (en exceso)

Chips 3737973 1280

Aunque las grasas son necesarias en la dieta habitual, y sobre todo aquellas insaturadas como el omega 3, el omega 6 o el omega 9, todo aquel alimento que presente una gran concentración de grasas resulta altamente palatable y ello reduce la saciedad.

La palatabilidad dada por la alta ingesta de grasas incentiva el consumo de alimentos y es un factor que con el tiempo nos empuja a comer más como señala un estudio publicado en 2010.

Y aunque las investigaciones no han mostrado diferencias entre los tipos de grasas, se espera que los ácidos grasos insaturados que más beneficios reportan para la salud produzcan saciedad mientras que no sucedería lo mismo con grasas saturadas y grasas trans.

Además, no podemos olvidar que las fuentes de grasas trans son habitualmente ultraprocesados en los cuales no sólo podemos encontrar muchas grasas sino también, glutamato monosódico, azúcar y sal en grandes cantidades, todos factores que nos empujan a comer más.

Ya sabes, si estás intentando adelgazar o no aumentar de peso, necesitas moderar la ingesta de estos cinco componentes de tus alimentos que pueden empujarnos a comer más.

Imagen | iStock y Pixabay

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio