Compartir
Publicidad

El ejercicio y su influencia en lo que comemos

El ejercicio y su influencia en lo que comemos
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Qué ejercicio y dieta van de la mano es un hecho bien conocido, sin embargo, muchos creemos que el ejercicio sólo es necesario para quemar lo que consumimos y ayudarnos así a mantener el peso o a perder kilos, cuando en realidad el vínculo va más allá, pues el ejercicio puede tener una gran influencia en lo que comemos.

El ejercicio y su poder para controlar las porciones

Realizar actividad física de manera habitual no sólo nos permite sostener un gasto calórico que compensa nuestra ingesta, sino que además, puede ser de gran ayuda para controlar las porciones de alimentos que consumimos, y así influir en nuestras decisiones alimentarias.

Se sabe que la práctica regular de ejercicio incentiva cambios hormonales que provocan entre otras cosas, menor nivel de hambre y apetito, así como mayor autocontrol al momento de comer, lo que implica que podemos sentir saciedad con mayor facilidad y ser capaces de controlar mejor la cantidad y la calidad de lo que comemos.

Es decir, además de permitirnos quemar calorías y así equilibrar el ingreso energético de nuestra dieta, el ejercicio es de gran ayuda para poder frenar la ingesta cuando el cuerpo ya no la necesita y nos permite ajustar mejor el consumo a las necesidades, reduciendo el riesgo de que nos excedamos en las porciones ingeridas.

ejerciciodieta2

El ejercicio: también de ayuda para mejorar la calidad de lo que comemos

Hemos dicho que el ejercicio tiene una gran influencia en lo que comemos y que por medio de cambios hormonales puede mejorar el control de la cantidad que consumimos. Pero también, es de gran ayuda para mejorar la calidad de lo que comemos.

La actividad física practicada con regularidad en el tiempo, mejora notablemente nuestro autoestima y nos ayuda a sentirnos mejor con nosotros mismos, lo cual se ha demostrado, se asocia a una dieta más sana. Es decir, tener una percepción positiva de nuestro propio físico promueve la adopción de hábitos saludables y nos ayuda a comer mejor.

Además, no podemos olvidar que el ejercicio es un gran arma contra el estrés y que éste puede ser responsable de nuestra preferencia por alimentos ricos en grasas, azúcares y calorías, mientras que el ejercicio puede reducir los deseos de comer este tipo de alimentos poco sanos con el sólo hecho de ayudarnos a reducir la ansiedad y el estrés que la vida cotidiana puede generar.

ejerciciodieta3

Conclusión: el ejercicio influye positivamente en lo que comemos

Como podemos ver, la relación entre ejercicio y dieta no se limita simplemente a las calorías, sino que además de permitirnos elevar el gasto calórico para compensar lo que ingresamos cuando comemos, el ejercicio regular puede influir positivamente en la cantidad y la calidad de nuestra dieta.

La actividad física practicada de manera habitual nos ayuda a mejorar el sentimiento de saciedad, a controlar las porciones adecuadamente y evitar excesos al comer así como también, nos ayuda a escoger preparaciones e ingredientes más sanos para nuestros platos.

Por supuesto, al reducir el estrés y la ansiedad, el ejercicio también nos ayuda a tener una mejor relación con la comida y a poder asociar el acto de comer con un momento más placentero y saludable.

Entonces, no nos faltan razones para comenzar a movernos e incorporar poco a poco el ejercicio en nuestra vida, pues no sólo será de ayuda para quemar calorías, sino también, para mejorar nuestra dieta y las decisiones alimentarias en torno a ella.

Bibliografía consultada | Rev. Venez. Endocrinol. Metab. v.6 n.2 Mérida jun. 2008 y An. Med. Interna (Madrid) v.18 n.3 Madrid mar. 2001 En Vitónica | El ejercicio regular ayuda a comer más sano En Vitónica | Un estudio revela que el ejercicio disminuye el hambre Imagen | Jules:stonesoup, Ed Yourdon y Changó

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio