Compartir
Publicidad

La decadencia de la cocina casera

La decadencia de la cocina casera
Guardar
12 Comentarios
Publicidad

Leyendo un interesante artículo sobre Mireia Anglada, experta en nuevas tecnologías en alta cocina, formada en El Bulli y en el establecimiento de Pierre Hermé en París, me llaman la atención sus palabras:

En este momento la cocina profesional vive una época de esplendor y la casera de decadencia. La vida actual nos conduce al deterioro de nuestra alimentación y tenemos que estar alerta. Antes, los productos eran biológicos y se sabía seleccionar las buenas materias primas, se conocían las técnicas culinarias básicas y se preferían los sabores menos pronunciados, menos salados, menos dulces pero más naturales y originales.

Y estoy de acuerdo con ella. Estamos deslumbrados por la sofisticación de las tecnologías aplicadas a la alta restauración. Adoramos como quasi-dioses a los ilustres gurús de los fogones. Pero a la hora de entrar en nuestra cocina de casa y enfrentarnos al menú de cada día, las cosas son bien distintas.

A veces se intenta emular en casa la cocina más o menos sofisticada de los restaurantes. Pero el caso es que, o no somos cocineros, o no tenemos ganas o tiempo de aprender, o no tenemos a nuestro alcance la maquinaria o ingredientes químicos necesarios. Así, la cocina sencilla, que respeta la calidad de los ingredientes naturales, como propugna desde hace años, y con razón, Paul Bocuse, se va deteriorando poco a poco.

Un sencillo puchero, un cocido, unas verduras hervidas en su punto o un pescado a la plancha, rociado simplemente con un hilo de aceite de oliva de calidad, deberían ser la base de nuestra dieta diaria, sana y natural, lejos de sofisticaciones que no están de más en alguna ocasión especial, como en las fechas navideñas en que estamos.

Me quedo con esta otra frase de Mireia Anglada:

Saber hacer un buen cocido es la base para poder crear después una textura. Sin la cocina del fogón no existe la otra.

Vía | Consumer
En Yo llego a fin de mes | Consomé de Navidad, receta de un primer plato económico

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos