Cómo hacer queso fresco en casa

Síguenos

queso_fresco.jpg

Anteriormente hemos hablado de la historia del queso pero se nos quedo algo en el tintero, definir qué es el queso y cómo hacer queso en tu casa. Pues bien, brevemente intentaremos explicar ambas cosas.

Si nos remitimos al Código Alimentario Español, el queso se define como “el producto fresco o madurado obtenido por separación del suero después de la coagulación de la leche natural, de la desnatada total o parcialmente, nata, suero de mantequilla, o de sus mezclas”.

En la definición del diccionario de la Real Academia Española, “producto obtenido por maduración de la cuajada de la leche con características propias para cada uno de los tipos según su origen o método de fabricación”.

La leche es la materia prima básica y dependiendo de la leche que utilicemos, de vaca, de oveja, de búfala, de camella, de cabra, y sus mezclas, obtendremos una gran cantidad de variaciones en cuanto a calidad y sabor. Pero también se puede elaborar queso vegetal, como por ejemplo, el que se hace con la flor y la leche de la higuera, el de flor de alcachofa, etc.

Vamos a intentar explicar como puedes hacer queso en tu propia casa, utilizaremos la primera receta que hicimos nosotros, un queso fácil de hacer, el queso fresco.

queso_fresco_dos.jpg

Primero pasteurizamos de 2 a 3 litros de leche de cabra cociéndola a una temperatura de 70 grados centígrados durante 30 minutos y después la dejamos enfriar hasta que llegue a una temperatura entre 36 y 40 grados centígrados. Después, añadimos unas gotas de cuajo líquido o de zumo de limón y removemos para que se mezcle bien.

Volvemos a dejar reposar unos 30 minutos y disponemos un paño de muselina u otro tejido similar. Dispón este paño sobre un colador y vierte la cuajada repartida, seguidamente, ata las cuatro puntas del paño y cuélgalo para que escurra bien, poniendo un cubo debajo durante unas 3 horas. De vez en cuando, presiona con los dedos el paño ligeramente.

Bueno, pues ya podemos desatar las puntas del paño y colocar el queso en un plato listo para ser comido (también puedes ponerlo antes en un molde para que coja una forma bonita). El queso fresco puedes acompañarlo con miel, hierbas aromáticas, etc. No es nada difícil elaborar queso fresco en tu casa, quizá lo más difícil es conseguir la leche fresca, pero podrás disfrutar de un delicioso queso hecho por ti.

Actualización a 29/05/2009:

En Directo al Paladar | La historia del queso
En Directo al Paladar | El queso más oloroso del mundo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios