Sigue a Directo al Paladar

Disfrutar de una cervecita bien fría en un día de calor es un placer al que pocos se pueden resistir, pero también es bien cierto que mantenerla media hora de terraza y saborearla fresca, sobre todo ahora en el verano, se convierte en todo un reto. Por eso a esta marca de cervezas japonesa se le ha ocurrido inventar una espuma que logra mantener la cerveza helada durante unos treinta minutos.

El sistema, denominado Ichiban Shibori Frozen Draft, consiste en añadir a la cerveza recién echada del barril una espuma a una temperatura de unos cinco grados bajo cero, que aísla la cerveza de tal forma que la logra mantener a cuatro grados durante media hora. De momento, este invento comenzará a ponerse en práctica en unos pocos restaurantes de Tokio, pero si tiene éxito entre los consumidores se generalizará su uso entre los establecimientos nipones que distribuyan la cerveza Kirin.

Y es que existe entre los japoneses un gran interés en poder degustar su cerveza tanto bien fría como con una espuma abundante y duradera, como ya nos había comentado Minue en este post. Por lo que siempre están investigando nuevos inventos para que su cerveza sea bebida manteniendo esas características que tanto gustan y durante el mayor tiempo posible.

Para los que no conozcáis la cerveza Kirin Ichiban comentaros que está considerada como la cerveza más importante y más famosa de Japón. Con 120 años de historia, comenzó a ser comercializada en el país nipón, posteriormente se extendió a los países asiáticos y en la actualidad ya hace años que se comercializa en Estados Unidos y Europa. Aún es difícil de encontrar en grandes superficies de alimentación, pero la podéis comprar en tiendas gourmet especializadas en cervezas e incluso en establecimientos de comida oriental, eso sí, a un precio bastante alto para lo que es habitual en este tipo de bebidas.

Kirin Ichiban
Entre sus ingredientes principales estaría el maíz, la malta, el arroz y el lúpulo. Es una cerveza de tipo Lager, rubia, muy poco amarga y suave, incluso su graduación no supera los cinco grados por lo que es una de las variedades que menos alcohol tiene y ya se ha exportado también una versión light para los que quieran mantener su línea.

Se presenta tanto en botellín como en lata y en estos envases destaca una ilustración realizada en 1890 por un artista japonés de la época. Esta etiqueta se ha mantenido intacta a lo largo de la vida de la marca aunque algunos detalles se han ido occidentalizando con el paso de los años, pero siempre manteniendo la ilustración central que representa un kirin, animal mitológico japonés y que se dice transmite un mensaje subliminal que todavía no ha sido descifrado.

Si sois amantes de la cerveza seguro que os ha entrado interés en probarla, eso sí, lo que no vais a poder es añadirle esta espuma enfriadora, pues de momento es difícil que la expansión nipona llegue a colocarnos barriles de su Kirin Ichiban en nuestros bares.

Imagen | Sekimura
Más información | Kirin beer
En Directo al Paladar | Antara, cerveza de chufa artesanal
En Directo al Paladar | Bavaría 8.6 original, una cerveza redonda

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios