Consejos para aprovechar las sobras de Navidad

Síguenos

26

El día después de Navidad es normal que nos encontremos con un montón de restos de comida. A mí no me gusta tirar nada, más tratándose de platos tan especiales como los que se preparan para este día, por eso os explicaré unos sencillos consejos para aprovechar las sobras de Navidad, con los trucos que pongo en práctica para conseguir que no parezca que sirvo un plato de aprovechamiento.

Es importante, para no echar a perder lo que ha sobrado, guardar la comida del modo correcto lo antes posible, incluso el mismo día de Navidad si es posible. Clasificarla y colocarla en recipientes separados bien cerrados o cubiertos con papel film o de aluminio. Lo ideal es congelarla, pero cuando esto no es posible lo mejor es preparar otros platos usando como ingrediente esas sobras.

El pavo frío puede servirse deshuesado, con un acompañamiento atractivo. Os aconsejo hacerlo con alguna ensalada variada, por ejemplo una ensalada de repollo y lombarda cortadas a tiras, en crudo, aliñada con una vinagreta suave o una refrescante ensalada con endivias troceadas y naranjas.

ok

Me parece que las ensaladas son una buena idea para servir después de Navidad, porque representan un cambio refrescante después de una comida pesada, pues normalmente el día después de esta festividad no nos apetece realizar platos demasiado cargados.

Es también una buena ocasión para utilizar algunas de las hierbas congeladas cuando fue la época, algo que siempre procuro hacer cuando es el momento de encontrarlas frescas. Una mayonesa verde, con una selección de hierbas picadas, acompaña deliciosamente a la carne fría cortada en lonchas muy finas.

Probad la siguiente idea, que siempre es bien recibida por los niños, con los restos de carne: cortadla a dados y mezcladla con champiñones laminados sofritos y pimientos asados troceados, servido todo ello sobre pasta cocida, bien espolvoreado todo de queso recien rallado.

pollo

Si la carne que os sobra es pavo, podéis hacer una salsa al curry y preparar una corona de arroz con pavo al curry. También podéis hacer unas crêpes rellenas de pavo con salsa bechamel, o hacer una empanada o una quiche. La idea de la empanada y de la quiche también es válida para el pescado.

Si hemos preparado un budín y no nos lo hemos terminado, podemos romperlo y colocar los trozos en un cuenco grande y hondo, lo cubrimos con unas natillas espesas y lo adornamos con frutos secos, pasas o cerezas escarchadas. Os aseguro que este postre hace las delicias de los pequeños de la casa.

Espero que os hayan servido estos consejos para aprovechar las sobras de Navidad, soy del parecer que tan importante como no comprar los ingredientes que no vamos a usar es aprovechar los restos de comida. Seguramente vosotros tendréis vuestros propios trucos que ponéis en práctica para evitar desperdiciar lo que no se ha comido. Os invito a compartirlos con nosotros.

Fotos jules:stonesoup
En Directo al Paladar Recetas de Navidad
En Directo al Paladar Diez consejos para ahorrar congelando

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios