Compartir
Publicidad

Cómo hacer helado de frutos rojos y yogur sin heladera

Cómo hacer helado de frutos rojos y yogur sin heladera
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los fanáticos de los helados pueden preparar deliciosos helados caseros sin necesidad de heladera. Tenemos varias recetas que así lo demuestran, como el helado cremoso de vainilla o el helado de dulce de leche, pero hoy vamos a ampliar el repertorio con este helado de frutos rojos y yogur sin heladera.

La receta es del chef británico Jamie Oliver, pero la he variado ligeramente sustituyendo el pan integral por el salvado de avena. Y la próxima vez que haga el helado de frutos rojos y yogur la variaré de nuevo, pasando los frutos rojos por un tamiz para retirar las pepitas que contienen algunos de ellos y obtener una textura cremosa, aunque tal cual está de muerte lenta.

Ingredientes para cuatro raciones

  • 300 g de frutos rojos congelados, 1 plátano, 120 g de salvado de avena (o pan integral sin corteza), 30 hojas de menta fresca, 200 g de yogur natural azucarado y 100 g de miel.

Cómo hacer helado de frutos rojos y yogur sin heladera

En un robot de cocina (yo he usado Thermomix, pero sirve cualquier otro robot o batidora potente), trituramos los frutos rojos congelados, el plátano (pelado y troceado), el salvado de avena y las hojas de menta fresca (bien lavadas) hasta obtener una masa homogénea y sin tropezones.

Añadimos el yogur natural azucarado y la miel y trituramos de nuevo hasta integrar. Servimos inmediatamente o, si no lo vamos a consumir en el momento, dividimos la mezcla en bandejas para cubitos de hielo y congelamos para triturar de nuevo el en momento en que decidamos consumirlo y en la cantidad deseada.

Collageheladodefrutosrojosyyogur2 1024 Ma

Tiempo de elaboración | 10 minutos
Dificultad | Muy fácil

Degustación

Este helado fácil de frutos rojos y yogur es un bocado refrescante y original con el que rematar una comida de verano. Debido al salvado de avena, su textura es más compacta que la de un helado tradicional, lo que evita que se derrita con rapidez. Se puede servir tal cual, sobre un cucurucho o entre obleas para helado al estilo sándwich. En este último caso, está delicioso.

En Directo al paladar | Helado de cerezas y yogur. Receta fácil y ligera solo con dos ingredientes
En Directo al paladar | Helado cremoso de vainilla sin heladera. Receta fácil

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos