Sigue a Directo al Paladar

putanesca

Esta es una de mis recetas preferidas a la hora de preparar pasta larga, no requiere muchos ingredientes y admite muchas variaciones. Aunque la receta original de espagueti a la puttanesca lleva alcaparras, no siempre las tengo en casa y muchas veces hago la salsa sin ellas. A mi me gusta mucho el picante, así que suelo hacer una puttanesca solo apta para los muy atrevidos. Si no te gusta tanto el picante, o no lo toleras bien, aconsejo reducir la cantidad de guindillas de la salsa, para no llevarte sorpresas.

Los ingredientes.

Para hacer la puttanesca, para unas 4 personas, aparte de la pasta (unos 500 gr. de pasta, yo suelo usar espagueti del número 5), necesitamos unos 600 gr. de buenos tomates de pera, enlatados, de los que usaremos también el jugo que traen. Además 3-4 dientes de ajo, aplastados y sin piel, unas 4 cucharadas de aceite de oliva virgen, una latita de anchoas en aceite de oliva (usaremos también el aceite de la lata), 2 cucharadas de alcaparras, 4 cucharadas de aceitunas negras sin hueso, pizca de guindillas molidas, 2 cucharadas de perejil picado, 1 cucharadita de hierbas aromáticas secas, como tomillo, orégano o mejorana. Sal para cocer la pasta, pero no para la salsa. Yo suelo añadir una pizca de azúcar a la salsa para compensar la acidez de los tomates.

La elaboración.

La verdad es que se prepara en pocos minutos. Primero se calienta el aceite a fuego medio en una cazuela, se añade el ajo aplastado y picado. Antes de que se dore añadimos las hierbas secas y el perejil picado. Removemos unos segundos, para que suelten su aroma. A continuación se añaden las anchoas, picadas, con parte de su aceite. Se aplastan con una cuchara de madera, removiendo un minuto al fuego.

putanesca_paso

Ahora es el momento de añadir el resto de ingredientes, los tomates pelados con su jugo, las aceitunas picadas, la guindilla y las alcaparras. Dejamos cocer 20 minutos, bien tapado, removiendo de vez en cuando. Añade una pizca de azúcar si no te gusta la acidez del tomate. Al final prueba el punto de sal, aunque lo más probable es que no haya que añadir, ya que las anchoas ya aportan su sal a la salsa.

Mientras se cuece la salsa cocemos la pasta en abundante agua con sal. Calcula 5 litros de agua y una cucharadita y media de sal para los 500 gr. de pasta. Debe quedar al “dente”, es decir cocida en su punto justo, un poco dura en el centro. Para ello respetaremos los tiempos de cocción que indica el fabricante. Se escurre bien la pasta y se mezcla sin dilación con la salsa. Removemos bien y servimos.

La degustación.

Es un plato de sabores intensos, con toques muy mediterráneos. Muy completo y sano al llevar pescado, aceite de oliva, pasta y verduras. Se acompaña bien con un tinto con cuerpo, o en versión italiana un lambrusco ”rosso” bien frío, que nos refresca el paladar frente a sabores tan intensos. Cuidado con la sal, mejor no añadirla a la salsa, por las anchoas. Es uno de los pocos platos de pasta a los que no le pongo parmesano rallado, aunque en Italia no tienen reparos en mezclar queso y pescado en muchos platos. Seguro que os gustará, o eso espero.

En Directo al Paladar | El libro de la pasta de Julia della Croce.
En Directo al Paladar | Un tipo de salsa boloñesa para pasta. Receta.
En Directo al Paladar | Pasta con albahaca, tomates secos y piñones. Receta.
En Directo al Paladar | Espaguetis con gambas y mejillones al perfume del limón, tomate cherry y viruta de lima. Receta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios